«Estamos preparados para la nieve»

Pajares. Una madre con su hija juegan en la nieve, mientras el padre hace una foto. / J. M. PARDO
Pajares. Una madre con su hija juegan en la nieve, mientras el padre hace una foto. / J. M. PARDO

Los vecinos hacen acopio de leña y gasóleo para hacer frente al temporal | Se recrudecen las nevadas, con peligro de aludes en los Picos y las Ubiñas y la posibilidad de que caigan copos incluso en el litoral de la región

D. S. FUENTE / L. RAMOS/ A. FUENTE / M. MENÉNDEZ SOMIEDO.

El temporal de nieve se recrudece en prácticamente toda la región e incluso se prevé que en las próximas horas puedan caer copos en el litoral de la región. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado el aviso naranja por fuertes nevadas en la cordillera y los Picos de Europa (acumulaciones de cuarenta centímetros hasta mañana) y la zona central y los valles mineros (hasta siete centímetros), y amarillo en la zona suroccidental, donde pueden caer quince centímetros de nieve nueva. Pero es que allí donde no nieve, los chubascos serán copiosos y se prevén fuertes granizadas, tanto hoy como mañana.

Esta situación hace que para hoy haya un peligro de aludes muy fuerte en los Picos de Europa y el macizo de Ubiña, con tamaño 3, es decir, suficiente para enterrar un coche o un edificio pequeño, dice la Aemet.

También hay aviso amarillo por las malas condiciones de la mar en todo el litoral asturiano, con olas que pueden alcanzar los cinco metros de altura, por lo que se pide precaución a los ciudadanos. Las previsiones apuntan a que puede seguir nevando sobre el Principado hasta el próximo viernes.

En muchas de las zonas más altas de Asturias ya se han acumulado espesores de nieve superiores a los 45 centímetros, desde que el jueves comenzara este episodio de mal tiempo. Es el caso de Valle de Lago, en Somiedo, donde los vecinos, «ya estamos preparados para la nieve», aseguraba Benjamín Cobrana, uno de los residentes.

La comida no falta

Entre las medidas que se han tomado en los quince pueblos que superan en Somiedo los mil metros de altitud están las de «realizar acopios de leña y gasóleo para la calefacción», explicaba un vecino, quien aseguró que, por el momento, «el panadero llega en 4x4 todos los días». De todas formas, hacen acopio de alimentos, como los de la matanza, en previsión de un posible aislamiento por las fuertes nevadas.

El alcalde somedano, Belarmino Fernández, explicó las dificultades que supone esta nevada para un concejo que cuenta con más de treinta pueblos a más de setecientos metros de altura: «Tenemos a cinco operarios trabajando», que conducen las dos quitanieves municipales y se encargan «de mantener abiertos todos los pueblos». De hecho, tienen que coordinarse con las maquinarias del Principado, para limpiar las carreteras y «que abran paso al transporte escolar». Además, para acudir a prestar el servicio de ayuda a domicilio, las trabajadoras municipales «tienen que ir detrás de la quitanieves».

Entre las carreteras con mayor dificultad están las de Arbellales y Saliencia, «ya que son muy estrechas», indicaba uno de los operarios de la quitanieves. Hasta la Semana Santa permanecerá cerrado el alto de La Farrapona, por lo que para poder disfrutar de la vista de los lagos congelados «hay que caminar unos siete kilómetros», explicó el alcalde.

Turistas y esquiadores

Los temporales de nieve han conseguido repuntar el turismo de invierno, pues en los días soleados, «acuden los turistas con raquetas y a realizar esquí de fondo», dijo el regidor somedano.

En las estaciones de esquí del Principado, Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno, están más que satisfechos porque la última nevada aumentó de forma considerable los espesores. «Tenemos medio metro más», afirmaba el director de la escuela de esquí allerana, Armando Valdés. De ese modo, Fuentes ofrece al público la totalidad de su dominio esquiable, con la apertura de sus ocho kilómetros de pistas y sus cinco remontes operativos. Se pueden encontrar espesores de hasta dos metros. Pero los accesos por ambas vertientes -la asturiana y la leonesa- están restringidos a vehículos con cadenas.

Valgrande-Pajares, por su parte, oferta poco más del 60% de su capacidad (casi veinte kilómetros de pistas) y hay espesores similares a los de la estación de Fuentes de Invierno, según su director, Javier Fernández Iglesias. En los Lagos de Covadonga las copiosas nevadas de los últimos días obligaban a mantener cerrada la carretera desde la rotonda del Santuario. Pese al aviso, muchos visitantes se atrevieron a aventurarse por la CO-4, aunque solo pudieron recorrer unos metros, ya que personal del Parque Nacional de los Picos de Europa, primero, y agentes de Guardia Civil, más tarde, se encargaron de hacer dar la vuelta a los conductores para evitar males mayores. Pese al mal tiempo, el Real Sitio mantuvo su tirón y decenas de personas se acercaron hasta la Santa Cueva para asistir a misa y dar un paseo por la zona.

Más información

La nieve mantiene cerrada la autopista del Huerna, que une Asturias con la meseta, al tráfico para camiones y vehículos articulados, al igual que el puerto de Pajares, que une el Principado con León, según informa el 112-Asturias.

Se precisan cadenas para circular en dieicinueve altos de montaña, estos son: alto del Palo, el Pozo de las Mujeres Muertas, la Marta, San Isidro, Leitariegos, Tarna, Cerredo, Campillo, Acebo, Tormaleo, Colladona, Cobertoria, Cordal, La Espina, Somiedo, San Lorenzo, Ventana, Bustellán y Casa del Puerto. Además, a última hora del sábado estaban cerradas las carreteras a los Lagos y al puerto de La Cubilla y varias con cadenas. El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, aseguró que «el Principado está preparado para afrontar el temporal.

Desde noviembre tenemos activado permanentemente el plan de nevadas y los niveles de actuación se determinan según las alertas de la Aemet y las emergencias que surjan». Además, apuntó que «se prevé que el lunes y el martes la situación se agrave y las consejerías están preparadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos