El preso 'resucitado' en Asturias pasa a planta pero «sigue mal» y piden su libertad

Gonzalo Montoya ingresado en el hospital, en una imagen tomada y cedida por su familia.

R. MUÑIZ OVIEDO.

Gonzalo Montoya, el preso que fue dado por muerto erróneamente la mañana del 7 de enero, continúa atendido por los sanitarios del HUCA, si bien ya ha salido de la UCI. Según indican sus familiares, el interno ha superado parte de los problemas pulmonares que arrastraba, aunque su riñón sigue sin filtrar como debía, lo que motiva que durante horas esté conectado a máquinas. «Nos han dicho que seguirá en el hospital dos semanas o un mes», comentó Katia Tarancón, esposa del interno. Ayer sufrió «tres desmayos, y le dieron una pastilla porque está mal, tiene mucho ataques y miedo de volver a la cárcel», agregó.

El interno arrastra condena hasta el mes de agosto, por dos robos con fuerza en las cosas y un hurto. El modus operandi era siempre igual. Accedía a naves o concesionarios para llevarse chatarra, un motor, bastidores o aparatos de aire acondicionado, procurando no ser visto. Montoya indicó a los psicólogos de Villabona en al menos una ocasión que se había querido ahorcar, y ahora dice a su familia que la sobredosis que sufrió fue un nuevo intento de suicidio. «Vamos a pedir la libertad condicional o el indulto», manifiesta Tarancón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos