El preso 'resucitado' no llegó a estar en la sala de autopsias, dice el Instituto de Medicina Legal

El preso 'resucitado' no llegó a estar en la sala de autopsias, dice el Instituto de Medicina Legal

«No se apreciaba pulso», de ahí que se decidiese trasladarlo al Instituto pero ya en el transporte se vio que estaba con vida

E. C. GIJÓN.

La directora del Instituto de Medicina Legal aseguró que Gonzalo Montoya, el preso de 29 años dado erróneamente por muerto en el centro penitenciario de Asturias «no llegó a estar en la sala de autopsias de la morgue», como aseguró inicialmente la familia. Según María Antonia Martínez, fue en el furgón donde le trasladaban donde se percataron de que tenía constantes vitales.

Martínez, en declaraciones a la TPA, dijo que los funcionarios siguieron el protocolo y que cuando acudió el forense a la cárcel vio «indicios» como rigidez corporal y en las extremidades y frialdad. «No se apreciaba pulso», de ahí que se decidiese trasladarlo al Instituto pero ya en el transporte se vio que estaba con vida. «No llegó a salir del furgón», explicó la directora del Instituto de Medicina Legal en relación a lo ocurrido el pasado 7 de enero.

«Cuando se le fue a extraer, se le notaron signos de vitalidad y se avisó inmediatamente al 112, que se presentó en la rampa de acceso del Instituto de Medicina Legal en tres minutos», relató. Fue en ese momento cuando se le hizo la reanimación. «Y sobrevivió», concluyó Martínez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos