La presunta hija de Manolo Escobar recopiló pruebas durante más de un año

María Eva García Figueras, a la izquierda, en la playa de San Lorenzo y Manolo Escobar, en Bilbao en 2011. /E.C. / PEDRO URRUSTI
María Eva García Figueras, a la izquierda, en la playa de San Lorenzo y Manolo Escobar, en Bilbao en 2011. / E.C. / PEDRO URRUSTI

La gijonesa María Eva García Figueras presentó la demanda de paternidad en Villaviciosa en busca de discreción

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Los abogados de María Eva García Figueras, la presunta hija gijonesa de Manolo Escobar, trabajaron durante más de un año en el estudio y redacción de la demanda presentada el jueves en los juzgados de Villaviciosa con la que se reclama la paternidad del artista, tal y como adelantó ayer EL COMERCIO. Según explicaron fuentes conocedoras del caso, se trata de un procedimiento «muy complicado», ya que a la incineración del cadáver del cantante se suma que la única hija legal es adoptada y los hermanos vivos del artista no lo son de padre y madre.

La jueza de Primera Instancia de Villaviciosa analiza ahora las pruebas existentes para determinar si admite la demanda de paternidad a trámite. Mientras, María Eva García Figueras y su entorno optan por mantener silencio y discreción hasta que los tribunales se pronuncien. De hecho, la decisión de interponer la denuncia en los juzgados de Villaviciosa y no en los de Gijón -donde reside la mujer- fue para que el procedimiento pasase lo más inadvertido posible, un extremo que no les ha sido posible dada la notoriedad del demandado.

Noticias relacionadas

Entre las pruebas que presenta la supuesta hija de Manolo Escobar, que en la actualidad tiene 58 años, está una carta manuscrita de su madre en la que se lee: «Yo, con la cabeza lúcida, afirmo y juro que antes de mi matrimonio hubo una relación de novios con Manuel García Escobar. Después mi María Eva nació por esa relación anterior. Mi hija María Eva García Figueras es hija natural, de sangre, de Manuel García Escobar, el conocido Manolo Escobar. Lo firmo y juro». La progenitora de María Eva, de avanzada edad, aún vive, pero su estado de salud es muy delicado.

Según su versión, su madre mantuvo durante seis años una relación con el afamado artista almeriense. María Eva nació el 26 de noviembre de 1960, tan solo un año después de que el cantante se casase con la alemana Anita Marx, con la que adoptó la que, salvo que la Justicia dicte lo contrario, es su única hija, Vanessa.

Siempre según el relato de la gijonesa, mantuvo relación y contacto con Manolo Escobar hasta que ella cumplió los 18 años, cuando la comunicación se cortó después de que ella, supuestamente, no quisiese trasladarse a vivir a Madrid para cursar los estudios de piano, como deseaba el artista. Durante su niñez, asegura, pasaba largas temporadas en la casa 'El Porompompero' que el cantante tenía en Benidorm. Según ella, la esposa de su supuesto padre estaba al tanto de la paternidad de Escobar fuera del matrimonio.

Apellido García

Se da la circunstancia de que María Eva García Figueras comparte el primer apellido con el cantante, pero también con sus hermanas de madre, ya que su progenitor legal también se apellidaba García. Además de la demanda de paternidad, ha renunciado expresamente a los derechos respecto al hasta ahora padre legal, un trámite obligatorio para todo aquel que reclame ser reconocido biológicamente por padre o madre pero legalmente sea hijo de otra persona.

Tras la muerte del artista en octubre de 2013, María Eva habría intentado ponerse en contacto con su viuda -fallecida en enero de este año- y la hija del matrimonio. Ambas se negaron a mantener relación alguna con ella, a la que no reconocen como familia. Será ahora el juzgado de Villaviciosa el que lo determine.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos