Asturias se enfrenta a vientos de 145 kilómetros y olas de hasta nueve metros

Asturias se enfrenta a vientos de 145 kilómetros y olas de hasta nueve metros

Bautizada como 'Félix', la borrasca impactará sobre la región el domingo y traerá fuertes lluvias

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Ya golpeó con fuerza el Noreste de Estados Unidos. Allí la llamaron 'Riley' y dejó sin suministro eléctrico a dos millones de personas. Ahora discurre por el Atlántico Norte y poco a poco está profundizando a un área de bajas presiones que ya la convierten en una ciclogénesis explosiva. Los expertos la bautizaron como borrasca 'Félix'. Su rumbo es directo hacia la Península Ibérica y se prevé que llegue a Asturias en la madrugada del próximo domingo.

¿Cuál será su impacto? Los modelos meteorológicos apuntan a que habrá un riesgo importante. Los números asustan, pues se pueden alcanzar rachas de viento de 145 kilómetros por hora en las zonas más altas del Principado, así como olas que superarán los seis metros de altura en la costa asturiana, que podrían superar los nueve metros mar adentro. Está previsto que esta borrasca también traiga muchas precipitaciones, aunque en ese apartado resultarán mucho peor paradas zonas como Galicia y el Oeste de Castilla y León. En Asturias, los modelos hablan de entre treinta y cuarenta litros por metro cuadrado, menos copiosas en el litoral. Pero lo más importante será la fuerza del viento y el mal estado de la mar. En principio, la borrasca cogerá su mayor potencia entre la mañana del sábado y las primeras horas del domingo, momento en el que se prevé que su centro aún esté frente a las costas gallegas. Además, 'Félix' tiene un gran tamaño, por lo que afectará a la costa portuguesa al completo, Galicia y a todo el Cantábrico.

Como todas las borrascas, se acercará a Asturias con vientos de componente sur, lo que dejará en los días previos un notable incremento de las temperaturas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que mañana se superen los 20 grados en buena parte de la región. Las temperaturas se mantendrán elevadas el sábado y será a últimas horas cuando la ciclogénesis explosiva se deje notar con fuerza sobre el Principado.

Más información

Los expertos aseguran que será una de las borrascas más energéticas de este invierno. Y ello se debe a que en el Atlántico Norte se están registrando temperaturas en superficie superiores a lo normal, lo que alimenta la formación de este centro de bajas presiones. De cualquier modo, aún habrá que esperar a ver la fuerza de bloqueo que pueda ejercer el anticiclón que actualmente se sitúa sobre el Mediterráneo.

De momento, la Aemet solo ha activado el aviso amarillo para mañana en Asturias por fuertes rachas de viento, que pueden superar los 100 kilómetros por hora, en toda la cordillera.

Entre tanto, se termina la tregua que ofreció ayer el tiempo en Asturias, con temperaturas que alcanzaron 16,4 grados, en Mieres, y 15,4, en Gijón. Para hoy ya se prevén lluvias débiles que serán más intensas en la mitad occidental de la región. La situación se complicará mañana, cuando aparecerá el fuerte viento y volverán las lluvias que serán menos probables en el litoral. Las temperaturas irán en ascenso. El sábado también se prevé que sea un día lluvioso y con rachas de viento muy fuertes, mientras que el domingo las lluvias serán generalizadas, localmente persistentes y fuertes en el tercio occidental. La cota de nieve se situará en los mil metros y el viento, de componente sur y suroeste, será localmente fuerte y acompañado de rachas muy fuertes.

Todos los servicios meteorológicos están siguiendo la evolución de la borrasca 'Félix', especialmente el nivel de bajas presiones que pueda alcanzar ya que dará idea de cómo será la intensidad de su impacto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos