Tiempo de primavera en pleno otoño en Asturias

Un hombre escancia sidra en Oviedo. /Pablo Lorenzana.
Un hombre escancia sidra en Oviedo. / Pablo Lorenzana.

La región disfrutará este lunes de temperaturas de hasta 20 grados, pero la falta de precipitaciones y de nieve hace temer por el retraso de la temporada de esquí

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El buen tiempo parece asentado en Asturias. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) avanza ausencia total de lluvias, al menos, hasta el miércoles, lo que no supone tan buena noticia dada la situación de sequía que azota a casi todo el país y el próximo inicio de la temporada de esquí.

La situación de este domingo, con cielos despejados a pesar de las bajas temperaturas, se mantendrá el lunes y el martes. Para ambos días, la previsión de la Aemet habla de cielos poco nubosos y posibles heladas en algunos puntos del Principado, sobre todo, en la Cordillera.

En cuanto a las temperaturas, las máximas subirán este lunes. Así, se prevé alcanzar los 20 grados en concejos como Langreo o Cangas del Narcea y los 19 en Avilés, Gijón y Oviedo. Las mínimas, por su parte, apenas cambiarán y se registrarán valores de 2 y 3 grados en territorios como Avilés y Oviedo.

Más información

Los primeros cambios en este extraño otoño se anuncian para el miércoles, día 22. La Aemet prevé intervalos nubosos y «lluvias débiles y chubascos disperos» que serán «menos probables cuanto más al este». Este cambio se debe a la «llegada de un frenteatlántico por el noroeste» que aumentará la probabilidad de precipitaciones en el noroeste del país. La agencia señala que «durante los días siguientes la tendencia es a penetrar, lenta y tímidamente, las precipitaciones en el interior peninsular, de forma que para el final de la semana podrían afectar a la vertiente atlántica de la Península».

La temporada de esquí, ¿el día 30?

La ausencia de precipitaciones no solo afecta a las reservas de agua y a la producción agraria. El inicio de la tan esperada temporada de esquí puede retrasarse si el tiempo no cambia y empieza a acumularse nieve en las pistas. La apertura de las estaciones asturianas de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno está prevista para el 30 de noviembre, pero la falta de nieve puede obligar a cambiar la previsión y retrasar la apertura.

De ser así, preocupa que se repia la situación del año pasado. La demora en la apertura de las pistas dejó un nefasto balance de ingresos y usuarios, hasta el punto de que Principado calificó la pasada temporada de esquí como «la peor de las últimas nueve». Habrá que esperar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos