El Principado aumentará las plazas de convalecencia y las psicogeriátricas

Las consejerías que encabezan Varela y Del Busto, al fondo, trabajarán de forma coordinada. /  P. LORENZANA
Las consejerías que encabezan Varela y Del Busto, al fondo, trabajarán de forma coordinada. / P. LORENZANA

El Plan Sociosanitario propone 116 medidas para garantizar una atención adecuada a los más vulnerables

MARCO MENÉNDEZ OVIEDO.

Las consejerías de Sanidad y de Servicios Sociales han culminado el texto inicial del Plan Sociosanitario del Principado de Asturias que se prevé aplicar hasta 2021. Se trata de que los departamentos dirigidos por Francisco del Busto y Pilar Varela se coordinen en aras de conseguir una atención más eficaz y personalizada, en especial a la población más vulnerable. El plan prevé 116 medidas enmarcadas en cinco líneas estratégicas que permitirán compartir recursos y que haya una coordinación entre los profesionales. Del Busto aseguró que se trata de «un volumen muy importante de ciudadanos al que planteamos soluciones, recursos y colaboración».

Pilar Varela, que remarcó que «no se trata de crear un sistema nuevo, sino de coordinar las actuaciones de las dos consejerías», hizo especial hincapié en las personas a las que va dirigido el plan y los recursos que se prevén poner en marcha. Uno es el colectivo de personas mayores y se hace «una apuesta por las unidades de convalecencia». Recordó que en la residencia del ERA de Gijón ya están hechas las habitaciones, aunque faltan recursos para que puedan trabajar 18 profesionales que atenderán a 24 personas. El problema es la situación de prórroga presupuestaria. No obstante, «la idea es generalizar estas unidades de convalecencia en los lugares donde las pueda desarrollar el ERA».

Otro colectivo identificado es el de las personas que sufren trastornos severos de salud mental, por lo que «vamos a incrementar el número de plazas psicogeriátricas. Entendemos que cada año se deben aumentar en 50 plazas». O aquellas personas «con enfermedades neurodegenerativas, por lo que colaboraremos con la puesta en marcha del centro de enfermedades neurodegenerativas de Langreo», apuntó Varela.

Entre las medidas previstas están la integración de la historia clínica electrónica con la historia social electrónica, una vez esta última esté completamente implantada; instaurar un modelo de atención farmacéutica en centros residenciales públicos de personas mayores e impulsar la intervención conjunta de los servicios sociales y sanitarios con las entidades del tercer sector.

A partir de ahora, este documento habrá de recibir el visto bueno del Consejo de Gobierno para que pueda salir a información pública y recibir aportaciones de la ciudadanía en general, en general. No será hasta el mes de mayo cuando se prevé pueda ser remitido a la Junta General del Principado para el debate parlamentario y, si cuenta con la aprobación de los grupos, ser puesto en marcha.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos