El Principado descarta prohibir el cultivo de patata en toda Asturias

Patatas afectadas por la plaga en el occidente./JORGE PETEIRO
Patatas afectadas por la plaga en el occidente. / JORGE PETEIRO

La evolución de la plaga de polilla guatemalteca «va en la dirección decuada», pero hay que seguir con el trampeo de seguimiento durante la primavera, afirma la consejera

EFEOviedo

La consejera de Desarrollo Rural y Productos Naturales, María Jesús Álvarez, ha rechazado hoy, por «excesivo», prohibir el cultivo de patata de manera general en toda Asturias debido a la plaga de polilla guatemalteca. Álvarez ha hecho estas afirmaciones durante su comparecencia en la Junta General para responder a una pregunta de la diputada de Podemos Paula Valero sobre los datos que se han dado a las personas de los concejos afectados por esta plaga al haber recibido quejas de falta de información en Gijón.

La consejera ha explicado que se han impartido charlas informativas en todos los municipios afectados y que el pasado mes de noviembre se remitió una comunicación complementaria a todos los ayuntamientos de las zonas infestadas y zonas tampón. Al mismo tiempo, se han mantenido reuniones con distribuidores y almacenistas profesionales de la patata, con quienes el 24 de noviembre se realizó una jornada informativa.

La consejera ha indicado que la evolución de la plaga «va en la dirección adecuada», pero hay que seguir con el trampeo de seguimiento durante la primavera, época «clave» para ver la evolución. Prohibir la siembra en todo territorio es algo «excesivo» y una medida «poco adecuada a la realidad de la plaga», ha afirmado tras rechazar que se pueda equiparar a la del avispón asiático.

En cuanto a las nuevas técnicas empleadas en Canarias para luchar contra la polilla guatemalteca, ha explicado que mientras en el archipiélago quieren seguir exportando patata, Asturias se centra en el autoconsumo y es un proceso caro, cuya rentabilidad tendrán que analizar los productores.

Por otra parte, el portavoz de Ciudadanos en la Junta General, Nicanor García, ha pedido una solución para que la crecida del Nalón no afecte a la kiwicultura en las vegas pravianas, una industria emergente «importante» en Asturias.

La consejera ha defendido que la Confederación Hidrográfica debe actuar y ejecutar las obras que permitan la «mejor y más efectiva» protección de los terrenos y los cultivos que soportan las vegas.

La Consejería ya se ha reunido con los productores de kiwi y ha hablado con la Confederación, a quien ha trasladado la necesidad de llevar a cabo una evaluación técnica del estado de los márgenes del Nalón y Narcea en su tramo final para ver dónde es necesario llevar a cabo obras de refuerzo y qué tipo de estructuras son necesarias.

Por último, la consejera ha defendido que las ayudas públicas a la apicultura tienen que tener objetivos generales y, por lo tanto, ha salido en defensa de que las ayudas agroambientales vayan dirigidas a quienes cuenten con cierto umbral de colmenas.

Hay otras medidas de apoyo a los apicultores, ha afirmado la consejera en relación a los pequeños productores para reclamar a Podemos, que le había preguntado sobre las medidas para preservar el futuro del sector, una «reflexión seria» sobre si las ayudas deben dirigirse a quienes crean actividad y empleo o a los que no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos