El Principado descarta 'turismofobia' en la región «porque nuestra oferta es sostenible»

Julio González Zapico, Isaac Pola y José Luis Álvarez Almeida, en la Fidma. / DAMIÁN ARIENZA

Isaac Pola afirma que el sector turístico «es uno de los importantes» y que está «en un momento dulce» con «cifras históricas hasta junio»

CHELO TUYA GIJÓN.

En Asturias no hay 'turismofobia'. El Principado ofrece una oferta «sostenible y de calidad, en desarrollo armónico con la naturaleza». No hay «colisión con otros sectores». Y las pintadas contra los turistas aparecidas días atrás en Oviedo son «hechos aislados». El consejero de Industria, Empleo y Turismo lo dejó claro ayer en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma). «No van a contar conmigo» quienes quieran convertir «los buenos datos del turismo en una mala noticia», sentenció.

Porque, precisamente, los folios que traía el consejero para leer en el pabellón que el Principado tiene en la Fidma estaban llenos de eso, de «buenos datos». Según aseguró, «el sector turístico asturiano está en un momento dulce, muy positivo», ya que recordó que no solo cerró 2016 con cifras sin precedentes, «2,2 millones de turistas y 5,3 millones de pernoctaciones», sino que, tal y como adelantó EL COMERCIO, en el primer semestre del año «se han alcanzado cifras históricas», en alusión a los más de 874.000 turistas y los 1,7 millones de reservas vendidas. «Son un 9 y un 10% más», explicó Isaac Pola.

Como también han crecido, apuntó el consejero, «otros datos que repercuten en la economía asturiana: como un 5,3% más de gasto turístico o el 11,3% de más en los ingresos por habitación disponible». Según sus palabras, son unos números «que enriquecen nuestra economía. El PIB regional creció un 1,1%, situando a Asturias a la cabeza del país, junto a Canarias, Cataluña, La Rioja y Valencia». Un crecimiento en el que, insistió, «ha tenido mucho que ver el turismo», a la vez que destacó «el buen hacer de profesionales del sector, que tras años difíciles empiezan a recoger frutos del esfuerzo y de su trabajo». Así, en 2017, digan lo que digan pintadas «aisladas», Isaac Pola afirma que «el sector turístico es uno de los importantes, está en el 10% del Valor Añadido Bruto (VAB) regional y suponen un 11% del empleo de toda la región».

Más noticias

De todos estos logros, Pola cedió el protagonismo «a los empresarios y trabajadores», con los que, dijo, «estamos codo con codo en el seguimiento de la hoja de ruta que nos hemos marcado». Una hoja de ruta en forma de planes estratégicos «desarrollados de forma consensuada con el sector».

Fiestas tranquilas

No espera Pola cambios en el segundo semestre del año, que tiene como eje la temporada alta que representan los meses de julio y agosto, con lo que da por seguro que el turista '2 millones', que llegó por primera vez al Principado en 2015, vuelva a repetir experiencia.

Vivencia que será, aseguró, «tranquila», puesto que también consideró un «hecho aislado» el complicado fin de fiesta del Xiringüelu de Pravia, con la intervención de los antidisturbios tras el incívico comportamiento de algunos asistentes, contrarios al cierre de la barraca. «No es deseable ni da una buena imagen», pero recordó que, el día anterior, se celebró el Descenso del Sella, «una fiesta referente internacional y que ha tenido un desarrollo ejemplar».

La imagen que se dio en el Sella, añadió, espera que sirva para seguir mejorando en la asignatura pendiente del turismo regional: el visitante internacional. «Las rutas aéreas nos están ayudando», reconoció, a la vez que anunció promoción específica en los aeropuertos de destino, como Londres, París, Múnich y Lisboa. Además, anunció inversiones «para la mejora de la conectividad tecnológica del turismo rural», así como «mejorar nuestras bases de información» y comprometió «formación especializada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos