El Principado ha destinado ya 410.000 euros a obras de emergencia en seis carreteras afectadas por el temporal

Desprendimiento de rocas en la carretera AS-29, que da acceso a Ibias./D. S. F.
Desprendimiento de rocas en la carretera AS-29, que da acceso a Ibias. / D. S. F.

José María Pertierra avisa de que habrá más desprendimientos cuando el terreno se vaya cargando de agua

EFE

La Dirección General de Carreteras del Principado ha destinado ya más de 410.000 euros para actuaciones de emergencia en seis vías de la red secundaria que se han visto afectadas por argayos durante los últimos días de temporal. No obstante, el director de este departamento, José María Pertierra, ya avanza que habrá más emergencias que atender a raíz de que el terreno se vaya cargando de agua y se produzcan embolsamientos que lleven al desprendimiento o deslizamientos de laderas, y que también ha muchos otros pequeños desprendimientos y caídas de elementos sobre la vía que se han tenido que atender en los últimos días.

A los cortes provocados por la nieve se han sumado los provocados por los aludes y argayos, como el registrado en punto kilométrico 31.600 de la AS-29 (San Antolín de Ibias-La Regla de Perandones) a su paso por el Pozo de las Mujeres Muertas. En ese punto un desprendimiento de grandes dimensiones ha dejado cortada la carretera, lo que dificulta el acceso a Ibias, concejo al que se puede acceder alternativamente a través del túnel de Rañadoiro y por el Alto de Tormaleo.

Pertierra ha señalado que para solucionar esta incidencia, la más seria de todas la registradas, ya se está trabajando desde ayer, al igual que en la PI-10, que une Borines y Sieres, en Piloña, que también quedó parcialmente cerrada al tráfico por otro desprendimiento.

También han tenido que actuar con carácter urgente ante emergencias surgidas en la AS-258, que une Colunga e Infiesto; en Candamo, en la vía que va de Sandiche a Ferreras, en Candamo, la MI-1, en Morcín y en el acceso de Mieres a Figaredo, donde el deslizamiento de una ladera obliga a sanear el talud y a disponer de mallas antidesprendimientos.

Pertierra ha reconocido que tras los últimos inviernos suaves que ha vivido el Principado, no estábamos acostumbrados a temporales de esta magnitud, pero que la administración autonómica cuenta con medios humanos y material adecuados para hacerle frente. "Lo estamos venciendo", ha afirmado Pertierra, que ha asegurado que el protocolo lo están siguiendo con "bastante agilidad" y que sólo se ha visto afectado por la necesidad de apoyar a las compañías eléctricas para poder facilitar el acceso a sus técnicos para restablecer el suministro eléctrico con la mayor celeridad posible.

Una vez atendida esa emergencia, la Dirección General de Carreteras del Principado ha abierto los accesos a todos los núcleos de población, para centrarse hoy en los puertos de montaña y todas las conexiones interiores, antes de proceder, en una tercera fase, a despejar las conexiones con León. Mañana se espera que entre otro frente frío por lo que, según Pertierra, hoy están agilizando todo lo posible los trabajos y tratar de evitar que se acumule más nieve a la caída ya estos días.

Para ello cuentan con una plantilla de 250 personas adscritas a conservación de carreteras y otras 125 a trabajos de viabilidad invernal, de 30 camiones de empuje de cuña, dos implementos para palas o tractores y siete turbofresas que pueden trabajar con espesores superiores a los 60 centímetros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos