El Principado invierte 25 millones en la lucha contra la contaminación de Gijón, Avilés y Trubia

Dos personas observan una chimenea en la zona industrial de Oviedo. / PABLO LORENZANA.

El plan tendrá una eficacia temporal a corto plazo, en 2018, y en él se contemplará el funcionamiento y la eficacia del mismo

EUROPA PRESS

El Consejo de Gobierno del Principado de Asturias ha aprobado este miércoles los nuevos planes de mejora de la calidad del aire en Gijón, Avilés y Trubia (Oviedo), con los que se pretende incidir sobre las empresas generadoras de gases y partículas contaminantes en Asturias.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno, el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, ha indicado que se en el caso de los planes de Gijón y Avilés se trata de una actualización de los planes aprobados en 2014, contemplada en los propios planes. "Han sido eficaces y los revisamos para mejorar", ha señalado.

Las propuestas para Gijón y Avilés persiguen reducir la concentración de partículas en suspensión menores de diez micras (PM10 y estarán vigentes hasta 2019.

En el caso del plan para la localidad ovetense de Trubia, el objetivo es controlar la emisión de benceno en el entorno de las compañías Industrial Química del Nalón e Industrias Doy Manuel Morate. El plan tendrá una eficacia temporal a corto plazo, en 2018, y en él se contemplará el funcionamiento y la eficacia del mismo.

Para dar cumplimento a todas las actuaciones previstas en los planes -apantallamientos, asfaltado de carreteras, reducción de emisiones, control de acopios y riegos entre otras-, se movilizarán un total de 25,4 millones de euros, de los que uno será aportado por la administración autonómica y el resto por las empresas.

Para el plan de Avilés el nuevo texto recoge 15 líneas de actuación por un coste de 13,73 millones de euros. Para el de Gijón se contemplan 17 medidas que se aplicarán hasta 2019 por 6,6 millones de euros.

El Principado, ha señalado Lastra, "está comprometido" con garantizar unos niveles óptimos de calidad del aire a los ciudadanos. "Queremos evitar, prevenir y reducir los riesgos y efectos negativos sobre la salud", ha puntualizado.

Fotos

Vídeos