El Principado se prepara para regular un tipo de bingo al que se juega por internet

Han pasado 38 meses y la medida sigue sin llegar, algo de lo que se lamentaban en días pasados desde la Asociación de ayuda a la ludopatía en Asturias (Larpa)

R. MUÑIZ GIJÓN.

En junio de 2014 entró en acción la Ley del Juego, texto ambicioso en lo tocante a prevenir la adicción a las apuestas y tragaperras. La norma ordenaba al Consejo de Gobierno elaborar «un programa para la prevención en el plazo de dieciocho meses desde la entrada en vigor de la presente ley». Han pasado 38 meses y la medida sigue sin llegar, algo de lo que se lamentaban en días pasados desde la Asociación de ayuda a la ludopatía en Asturias (Larpa). En un comunicado remitido ayer, el Principado asegura que «mantiene su compromiso de elaborar un programa específico sobre juego patológico a lo largo de esta legislatura». Es un margen que, salvo adelanto electoral, remite al año 2019.

La Consejería de Presidencia indica que para el programa de prevención contará con la asociación de afectados Larpa, pero también con el Consejo de la Juventud y las empresas del sector. Por de pronto está tramitando una modificación de la ley, centrada en suprimir la actual obligación que tienen los trabajadores de bingos y casinos de sacar un carnet profesional. También está perfilando una resolución «que permitirá el desarrollo del bingo derivado en el Principado, una nueva modalidad de este juego con autorización para la emisión de cartones virtuales a los operadores», explica. Otra medida en ciernes aclarará las condiciones de homologación y funcionamiento de las máquinas instaladas dentro de los casinos.

Desde 2014, la administración ha puesto en acción el Consejo del Juego, la autorización para que el casino abriera una sala en Oviedo, y un decreto sobre apuestas. Con ello calcula haber cumplido el 85% de la norma.

Fotos

Vídeos