El Principado segrega Justicia e Interior en dos nuevas direcciones generales

ELCOMERCIO.ES

Al inicio de la legislatura la máxima de Javier Fernández parecía la de no engordar el organigrama de su gobierno y mantener la paridad en el primer escalafón. La oposición, en esos primeros meses, trata de hurgar en si el número de consejeros y directores generales se incrementa y cuánto le cuesta eso al contribuyente. Para contener la estructura, en esta ocasión se optó por soluciones imaginativas, como eliminar la dirección general de Transportes del listado, al precio de reconvertirla en una nueva agencia. Se mantenía el personal y las funciones, pero en apariencia el Ejecutivo 'ahorraba' una dirección.

Pero la reestructuración del Gobierno que viene ejecutando el presidente en los últimos meses ha sacrificado parte de esos objetivos. El primero en caer fue la paridad. La salida de Francisco Blanco y Belén Fernández se cubrió con Isaac Pola y Fernando Lastra. Ellas dirigen ahora el 37,5% de las consejerías.

El segundo paso engordó la nómina de altos cargos, al crear la viceconsejería de Medio Ambiente. Ayer el consejo de gobierno siguió con estos reajustes. Justicia e Interior, hasta ahora parte de la misma dirección, pasan a segregarse en dos diferentes. El cambio «permitirá profundizar en el impulso» de la administración de justicia «al tiempo que se optimizan las políticas relativas a seguridad pública», justificó el Ejecutivo en un comunicado.

Fotos

Vídeos