El Principado someterá a inspección toda actividad industrial que pueda contaminar

Chimeneas de Arcelor en Avilés. /MARIETA
Chimeneas de Arcelor en Avilés. / MARIETA

El Gobierno regional prevé incrementar un 40% las inspecciones ambientales

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

El Gobierno asturiano aprobó esta mañana nuevas medidas destinadas a reforzar la protección del medio ambiente en la región. Se trata, por un lado, de un decreto de protección y control, y por otro de un plan de inspección ambiental 2018-2020 que incrementará las inspecciones sobre la industria asturiana para prevenir episodios de contaminación.

Ambas iniciativas fueron presentadas por el consejero del ramo, Fernando Lastra. En el caso del plan de inspección ambiental, para este ejercicio están previstas 200 inspecciones programadas, frente a las 140 del pasado año. En cuanto a las inspecciones no programadas, se estima que la cifra superará las 400.

Medio Ambiente tramitó el pasado ejercicio 1.025 expedientes de control ambiental, lo que supone un crecimiento del 34% respecto de 2016. Los residuos fueron la primera causa de apertura de expediente, en el 46% de los casos, seguido de las afecciones a la atmósfera en un 37%.

El Gobierno, dijo Lastra en la comparecencia posterior a la reunión semanal del gabinete, busca una "relación correcta" entre el desarrollo de la actividad industrial y la protección del medio ambiente. "Compatibilizar" ambas cuestiones es un objetivo "prioritario" del Gobierno, según sus portvoces.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos