El Principado valora en 52 millones de euros los daños por los incendios de octubre

Guillermo Martínez, en su comparecencia en la Junta. / HUGO ÁLVAREZ
Guillermo Martínez, en su comparecencia en la Junta. / HUGO ÁLVAREZ

La Consejería de Presidencia remitió el balance al Estado para «agilizar al máximo la posible tramitación de las ayudas»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, aseguró ayer en la Junta General del Principado que «hemos remitido al secretario de Estado para las Administración Territoriales, Roberto Bermúdez, un primer balance con la identificación y limitación de las áreas afectadas y daños materiales sufridos» durante los incendios forestales ocurridos entre el 13 y el 19 de octubre. Apuntó que «la estimación global provisional de los daños es de 52.058.969 euros». De esa cantidad, 45.485.230 euros corresponden al coste de recuperación medioambiental de la superficie calcinada, mientras que más de 6,5 millones son de las pérdidas sufridas por los municipios del suroccidente más afectados, en materia de viviendas, vehículos y ganado, entre otros.

Una vez este balance en manos del Ministerio de Presidencia, el Principado pretende «agilizar al máximo la posible tramitación de ayudas por parte del Gobierno central», pero además se van a «explorar todas las posibilidades de financiación, tanto a nivel nacional como europeo. Además, nos hemos dirigido a Galicia y a Castilla y León para coordinar actuaciones en los órganos donde ya venimos cooperando», explicó Martínez.

Las primeras actuaciones pasarán por promover la restauración ecológica y forestal de los terrenos calcinados para evitar la pérdida de suelo por efecto de la erosión, así como «priorizar proyectos e inversiones en extinción y prevención de incendios incluidos en el plan especial del suroccidente y, dada la recurrencia del fuego en esta comarca, impulsaremos un programa integral para actuar sobre las condiciones y el entorno que propician los incendios en este territorio», dijo el consejero de Presidencia.

El Principado asegura que durante esos días actuó «con la máxima transparencia asumiendo la gravedad del episodio» e informó a la ciudadanía puntualmente, especialmente el lunes 16, «cuando se registró un fenómeno de contaminación atmosférica desconocido hasta entonces en nuestra comunidad».

Pero Guillermo Martínez también llamó la atención sobre la excepcionalidad de esos incendios, «un fenómeno nuevo caracterizado por una gran capacidad destructiva, elevada velocidad de propagación y multitud de focos secundarios».

Los grupos de la oposición mostraron, no obstante, sus críticas al Ejecutivo regional. Todos reclamaron mayor agilidad en la investigación y localización de los incendiarios, pero Paula Valero (Podemos) indicó que «tenemos la sensación de que el Gobierno permanece dormido y despierta solamente cuando el monte pierde». Pedro Leal (Foro) acusó a Martínez de «intentar poner una cortina de humo sobre el estado de los montes y pastos», al tiempo que Diana Sánchez (Ciudadanos) sostuvo que «el monte se quema, sobre todo, porque no se invierte en prevención». La diputada Concha Masa (IU) reclamó más medidas de prevención y la popular Carmen Pérez criticó el cambio de sistema de las brigadas de investigación de incendios, «restándoles independencia». Precisamente, el sindicato CSI ha convocado una concentración el 14 de noviembre, en apoyo a dichas brigadas.

Más noticias

Fotos

Vídeos