Un problema informático bloquea los juzgados asturianos y el TSJA culpa al Principado

Un problema informático bloquea los juzgados asturianos y el TSJA culpa al Principado
LexNET de un procurador asturiano, ayer, con el buzón de las notificaciones del juzgado vacío. / E. C.

Las sentencias no llegan a los abogados ni los recursos y atestados a los jueces. La consejería atribuye el caos al ministerio «por no avisar»

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Colapso en la Justicia asturiana. Desde el viernes los magistrados no pueden comunicar las sentencias a los condenados, los abogados no tienen cómo enviar sus recursos a los tribunales y policías y guardias civiles se las tienen que ingeniar para hacer llegar a los instructores los atestados que aclaran los casos bajo investigación.

Todos los implicados utilizan un mismo sistema informático para remitirse la documentación. Se llama LexNET y fue desarrollado por el Ministerio de Justicia con el objetivo de mejorar las comunicaciones entre los distintas partes y digitalizar el servicio. Salvo Cantabria, País Vasco y Cataluña, el sistema funciona en todo el país. Conforme se iba implantando en cada territorio, procuradores y abogados quedaban obligados a gastarse el dinero para instalarlo en sus despachos, utilizarlo y no presentar sus escritos en papel.

En la noche del jueves los informáticos del ministerio cargaron una actualización de LexNET. El problema es que la mayoría de los ordenadores de los juzgados asturianos son incapaces de soportar esa evolución. Están anticuados y sus sistemas operativos no saben cómo interactuar con la nueva versión de LexNET.

El Principado es el responsable de los ordenadores. El ministerio, de LexNET. Ninguno fue capaz de decir cuándo solventarán una incidencia que bloquea todo el sistema. Fuentes jurídicas indican que solo en Oviedo se acumularon hasta ayer 1.200 escritos enviados por los procuradores y abogados a unos juzgados incapaces de abrir los documentos.

Los magistrados tienen claro quién es el responsable. «Es inadmisible que el Principado haya dejado pasar el tiempo sin actualizar los programas informáticos para que las conexiones a LexNET sean viables», dijo Ignacio Vidau, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). Los togados llevan años reclamando a la consejería que renueve por completo los equipos asturianos.

Un sistema del año 2001

Desde el alto tribunal aseguraban que el ministerio venía advirtiendo «desde hace tiempo» de que los ordenadores no podían seguir funcionando, como hasta ahora, con el sistema operativo Windows XP, lanzado por la compañía de Bill Gates en 2001. Que urgía instalar, al menos, el Windows 7, programa que tiene ya ocho años. El Principado culpó del caos al ministerio. Sostiene la directora general de Justicia, Encarnación Vicente, que la actualización se cargó «sin previo aviso a la comunidad autónoma de los requisitos técnicos adicionales que requería».

Según explica, la administración autonómica comenzó en marzo a migrar los sistemas operativos a Windows 7 o 10, con la idea de dejar los ordenadores preparados para la futura implantación de la justicia digital, pero «en ningún momento se comunicó desde el ministerio que fuera un requisito necesario para el funcionamiento de LexNET». Encarnación Vicente remitió ayer una carta a Justicia reclamando una solución. «Pese a que se ha estado buscando una solución, a día de hoy no se ha resuelto este grave problema, por lo que exigimos celeridad», manifestó.

Justicia señala que los equipos de la región son anticuados y trata de «ayudar» en la solución

En el Ministerio de Justicia sin embargo recalcaban que las incidencias «se derivan del uso de componentes informáticos antiguos en los PCs que han dejado de tener soporte». Las nuevas versiones de LexNET «no son compatibles» con los equipos obsoletos pero funcionan bien en el resto. «Por parte del ministerio se está trabajando de forma activa para ayudarles a solventar esta situación», situaban desde el departamento.

La indignación era ayer completa entre los jueces, fiscales, abogados, procuradores, funcionarios y agentes afectados, especialmente al constatar que compañeros de otras comunidades podían trabajar con la última versión de LexNET con normalidad. «Se nos dijo que el problema también estaba en Galicia y Murcia, pero mis compañeros me confirman que les funciona perfectamente», indicaba Laura Mijares, decana de los procuradores de Oviedo. «El Principado tiene buena voluntad, pero es que los funcionarios llevan demasiado tiempo con unos ordenadores que son una patata, decimonónicos, no leen ni vídeos ni nada», afeaba.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos