Los profesores de Economía de Secundaria se consideran «doblemente discriminados»

Los profesores Paz Vázquez (IES Piles), Gemma Ratueira (Doña Jimena), Francisco Pastrana (Fernández Vallín), Manuel Porto (Bernaldo de Quirós), Daniel Álvarez (Universidad Laboral), Soledad Collado (Alfonso II) y Ángeles Luengo (El Batán). / JORGE PETEIRO
Los profesores Paz Vázquez (IES Piles), Gemma Ratueira (Doña Jimena), Francisco Pastrana (Fernández Vallín), Manuel Porto (Bernaldo de Quirós), Daniel Álvarez (Universidad Laboral), Soledad Collado (Alfonso II) y Ángeles Luengo (El Batán). / JORGE PETEIRO

Es la única especialidad docente sin departamento ni representación en la Comisión de Coordinación Pedagógica de los centros

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

«Doblemente discriminados». Así se sienten los profesores de Economía que imparten clases en los centros de educación Secundaria de Asturias. Y todo porque, pese a existir como especialidad docente desde el año 1995, no tienen reconocida la capacidad de organizarse en departamentos como los que sí existen en el resto de especialidades. En la práctica eso supone que, en Asturias, a los profesores de Economía -algo más de un centenar- se les engloba en estos momentos en otros departamentos. Lo más habitual es que pertenezcan a los de Historia o Matemáticas, pero también hay quien está en el de Griego. Algo «incomprensible e injusto», asegura el colectivo, que reclama independencia de funcionamiento y el mismo reconocimiento que tienen áreas como las de Tecnología o Formación y Orientación Laboral (FOL), surgidas al mismo tiempo que la de Economía y que, a diferencia de ésta, sí cuentan con departamento propio.

Dos son las principales consecuencias de esta situación. Por un lado, al no haber un jefe de departamento que les represente en la Comisión de Coordinación Pedagógica del centro, su capacidad de acción y decisión dentro de ese órgano es nula. Por otro, los docentes dicen estar en desigualdad de condiciones que el resto de sus compañeros a la hora de optar a concursos de traslados, a la dirección del centro educativo o a una plaza de catedrático porque, a diferencia de ellos, en los casos citados no pueden sumar los méritos inherentes a una jefatura de departamento. Además de no percibir el complemento retributivo -70 euros brutos mensuales- correspondiente.

Pese a ello, asumen las tareas que corresponderían a un jefe de departamento: desde elaborar las programaciones didácticas de las asignaturas que imparten -Iniciativa emprendedora de 3º y de 4º de la ESO, Economía de 4º de la ESO y de 1º de Bachillerato y Fundamentos de Administración y Gestión y y Economía de la Empresa, ambas de 2º de Bachillerato- hasta resolver las reclamaciones de exámenes. «¿Te imaginas a un jefe de departamento de Historia revisando un examen de Economía? Ni se lo plantea», ponen como ejemplo.

La reclamación de un departamento propio para esta especialidad docente no es una novedad. Los profesores de Economía llevan planteándola a la administración desde hace años. Sin embargo, en lugar de avanzar «en los tres o cuatro últimos años no han hecho más que quitarnos derechos», afirman.

«Excusas»

Esta misma semana el consejero de Educación, Genaro Alonso, expuso en la Junta General sus razones para negar la creación de los departamentos de Economía. Básicamente, económicas. Porque calcula en cerca de un millón de euros su coste. 61.527 euros por el pago del complemento retributivo a los jefes de departamento y 999.406 euros para hacer frente al aumento de personal que sería necesario, según explicó, por la reducción de tres horas lectivas de dichos jefes.

El Principado es, en esta cuestión, una isla. En la mayoría de comunidades autónomas -entre las limítrofes, todas- sí existen departamentos de Economía en los institutos públicos. Aquí, en cambio, «se están buscando excusas que no son tangibles», se quejan los docentes, que consideran que se están viendo perjudicados por una cuestión de «simple falta de voluntad política». Las peticiones de reuniones con responsables de la Consejería de Educación -la última, el pasado 17 de enero, dirigida al director general de Personal Docente- no han tenido respuesta. De quien sí la han tenido es de todos los grupos de la oposición, que «han comprendido nuestra reclamación» y del Colegio de Economistas del Principado, que apoya su reivindicación. Ahora mantienen contactos con los sindicatos docentes para que la cuestión se lleve a la junta de personal docente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos