El PP propone incentivos para los médicos que elijan trabajar en las alas

Carlos Suárez, Mercedes Fernández y José Luis Fontaniella conversan con Antonio Matador y Javier Alberdi, del Simpa. / ÁLEX PIÑA

El Sindicato Médico le pide trasladar al Gobierno central su reivindicación de recuperar el 50% de la paga extraordinaria que se les recortó en 2010

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

El Partido Popular cree tener la solución a la escasez de profesionales sanitarios en el oriente y occidente de la región. Según su presidenta, Mercedes Fernández, una adecuada política de incentivos por parte del Principado conseguiría revertir esta situación tanto en hospitales como en centros de salud «porque en igualdad retributiva, los profesionales optan por Gijón, Oviedo y Avilés». El incentivo económico sería el principal gancho para conseguir cubrir las vacantes, pero no el único. Como «pautas gratificantes» que se pudieran poner en práctica, Fernández también planteó ventajas respecto a los periodos de vacaciones y en la puntuación para «poder optar luego a otros destinos» laborales. Es, aseguró, lo que están haciendo otros gobiernos autonómicos. «No es verdad que toda España esté igual. Hay comunidades que están mejor que otras y va a haber una competencia en el ámbito entre ellas en el sentido de que los profesionales irán donde se den mejores prestaciones retributivas», abundó.

La presidenta del PP asturiano realizó estas manifestaciones tras reunirse con Javier Alberdi y Antonio Matador, presidente y secretario general del Sindicato Médico (Simpa). Se trata del segundo encuentro del sindicato médico con los grupos de la Junta, tras el mantenido la semana pasada con la presidenta de Foro, Cristina Coto.

Como en esa reunión, en la de ayer, los responsables del Simpa trasladaron a Mercedes Fernández, Carlos Suárez y José Luis Fontaciella su preocupación por la próxima jubilación de más de 1.200 médicos en los próximos cinco años. Asimismo, aprovecharon para instar a los populares a que trasladen al Gobierno central su petición de que se revisen sus condiciones económicas. Porque, explicó Matador, se les sigue aplicando el recorte del 50% en la paga extraordinaria que en 2010 aprobó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero «poniéndonos en ese concepto al mismo nivel que los auxiliares de enfermería».

Otro asunto de competencia estatal que reivindicaron al PP fue la necesidad de que los hospitales de Mieres, Cangas del Narcea, Jarrio y Arriondas vuelvan a contar con médicos residentes de familia, formación que dejaron de ofrecer hace unos tres años. Esa medida, aseguran, ayudaría a solucionar en parte el problema de la escasez de profesionales en esas áreas sanitarias porque los MIR que trabajaban durante su periodo de formación en esos hospitales «tenían tendencia a quedarse trabajando en esas áreas».

Fotos

Vídeos