El protocolo contra el maltrato a mayores en Asturias incluirá el abandono o el abuso económico

El protocolo contra el maltrato a mayores en Asturias incluirá el abandono o el abuso económico

El programa piloto comenzará en nueve ayuntamientos, junto a residencias del ERA y centros sanitarios, y se espera implantarlo en toda la región a finales de 2018

AGENCIASOviedo

La Consejería de Servicios y Derechos Sociales prevé implantar a finales de 2018 el protocolo contra el maltrato a mayores tras un análisis de los resultados que arroje la fase piloto, que se extenderá hasta el mes de junio. Así lo ha detallado la directora general de Planificación, Ordenación e Innovación Social, Nerea Eguren, que ha comparecido en la comisión de Servicios y Derechos Sociales de la Junta General para informar sobre esta iniciativa.

La directora general ha precisado que la fase de pilotaje arranca este mes de noviembre de 2017, y acabará en junio de 2018, con la recogida de información y la visión de implantar a finales del próximo año la herramienta. La experiencia piloto se llevará a cabo en nueve ayuntamientos: Oviedo, Avilés, Tineo, Siero, Castrillón, Llanes, Ribadedeva, Colunga y Caravia; ocho residencias del ERA: Centro Polivalente de Recursos (CPR) de El Cristo (Oviedo), Residencia Mixta (Gijón), Canapés (Avilés), Palacio de Villar (Castrillón), Valentín Palacio (Siero), Santa Bárbara (San Martín del Rey Aurelio), Moreda (Aller) y Belmonte; ocho equipos de atención primaria: Piedras Blancas (Castrillón), Sabugo y El Quirinal (Avilés), Ventanielles (Oviedo), Pola de Siero (Siero), Severo Ochoa (Gijón, Llanes-Ribadedeva y Colunga-Caravia) y dos hospitales: HUCA (Oviedo) y Francisco Grande Covián (Parres).

El objetivo del protocolo es «promover el buen trato, proporcionar una herramienta útil para prevenir, detectar e intervenir situaciones de maltrato, realizar una intervención coordinada entre administraciones y sistemas y sensibilizar a profesionales organizaciones y sociedad en general», y actúa en el ámbito social y comunitario, domiciliario e institucional. Incluirá la vigilancia de otro tipo de maltrato como el abandono o el abuso económico.

Entre las medidas de promoción del buen trato, ha indicado que se va a poner en relación a las 7.000 personas que reciben prestación como cuidador familiar de la dependencia con el Programa 'Paciente Activo' para favorecer su formación. Así, se van a planificar actuaciones preventivas de empoderamiento, con especial hincapié en las mujeres, y se va a sensibilizar en el ámbito educativo a menores y mayores.

Eguren ha afirmado que su enfoque pasa por hacer un esfuerzo en todos los ámbitos donde viven las personas mayores, pero ha precisado es en el ámbito domiciliario donde están haciendo «un mayor énfasis para sacar a la luz las situaciones de maltrato o negligencia».

A preguntas sobre el índice de maltrato domiciliario en Asturias, el técnico de la Dirección General de Salud Pública Julio Bruno ha afirmado que la última encuesta de salud para Asturias dice que en los mayores de 64 años la violencia o el maltrato se sitúa en torno a un dos por ciento.

Por su parte, la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, ha remarcado que se trata de un protocolo y al mismo tiempo están elaborando una estrategia de envejecimiento activo y trabajando en la aprobación de un plan socio sanitario que será debatido en la Junta General y que contará con memoria económica.

Inspecciones «más rigurosas»

Por su parte, el portavoz del PP, Matías Rodríguez Feito, ha criticado que este protocolo llegue cinco años después de que PP lo reclamara en la Junta General y ha reclamado intensificar las inspecciones, que «deberían ser más rigurosas». Además, la diputada de Podemos Rosa María Espino ha lamentado que en la elaboración del protocolo no se haya contado con los profesionales que tienen atención directa con los mayores y ha considerado que «le faltan patas», porque sin incrementar los recursos humanos y materiales «un 90 por ciento de lo expuesto no se va a llevar a cabo».

Desde IU Marta Pulgar ha considerado que este protocolo es «un paso previo» a una estrategia más global de envejecimiento activo y ha defendido la importancia de formación de los profesionales, pero también de las personas del domiciliario.

El diputado de Foro Pedro Leal también ha visto «positivo» este borrador y ha pedido que las medidas se implementen «a la mayor brevedad» mientras que la representante de Ciudadanos Diana Sánchez ha opinado que era «necesario» formar a los profesionales y llevar a cabo medidas preventivas del maltrato y ha abogado por dar ayudas a los familiares a cargo de personas mayores.

Fotos

Vídeos