Los psicólogos piden pasar consulta en los centros de Atención Primaria

Psicólogos asistentes al simposio sobre adicciones celebrado ayer en el Palacio de Congresos de Oviedo.
Psicólogos asistentes al simposio sobre adicciones celebrado ayer en el Palacio de Congresos de Oviedo. / ÁLEX PIÑA

«Se podrían reducir las esperas y mejorar la calidad de vida», dicen investigadores de PsicAp, que hoy se reúnen con Sanidad

GLORIA POMARADA GIJÓN.

«Un médico tiene unos cinco minutos para tratar a cada uno de sus pacientes. Cuando llega un caso con problemas emocionales, como puede ser duelo, estrés o ansiedad, el doctor no tiene ni tiempo ni formación para tratarlo. Entonces le prescribe fármacos para reducir los síntomas. En vez de resolverse el problema, se cronifica el consumo». A este escenario esbozado por Antonio Cano, investigador principal del estudio PsicAp, se enfrentan pacientes y profesionales en Atención Primaria, servicio que carece de psicólogos clínicos.

Los resultados preliminares del estudio coordinado por Cano, en el que han participado 1.200 pacientes de diez comunidades autónomas, se exponen hoy en el III Congreso de Psicología celebrado a lo largo de la semana en Oviedo. Frente a un 30% de las recuperaciones atribuidas a la medicación, el porcentaje se eleva al 70% con el tratamiento psicológico. «Si hubiera psicólogos en atención primaria se podrían dar citas para pasado mañana, el paciente entraría en un grupo de entrenamiento y se le darían habilidades para mejorar su calidad de vida», explicaba Cano. Por el momento, solo la Comunidad de Madrid se ha comprometido a introducir profesionales de la Psicología en los centros de salud entre finales de año y principios de 2018. Esta mañana, el catedrático en Psicología se reúne con responsables de la consejería de Sanidad. «Ojalá Asturias vaya en esa dirección, porque ya hay psicólogos que podrían incorporarse a un proyecto similar al de Madrid», indicaba Cano. «Asturias es la segunda comunidad que peor está en cuanto a consumo de psicofármacos y en cuanto a casos de depresión», destacaba.

Actualmente, los retos del estudio se orientan a analizar la relación entre costes y utilidad. Cano señala que un 2,2% de PIB nacional se destina a tratar las consecuencias de patologías como depresión y ansiedad, lo que supone 23.000 millones de euros anuales. España es, además, el segundo país mundial en consumo de tranquilizantes. «Esas pastillas no se deberían tomar más de tres semanas y hay pacientes que llevan veinte años tomándolas, no lo estamos haciendo bien porque se genera adicción y no se soluciona el problema», afirmaba Cano.

Adicción en menores

El abuso de psicofármacos es precisamente una de las adicciones que tratan en el Observatorio de Drogodependencia de Andalucía, cuyo coordinador, José Miguel Martínez, abordó en la jornada de ayer la eficacia de los tratamientos. «En pacientes que utilizan medicaciones por encima de la dosis terapéutica, nos enfrentamos a un riesgo», apuntaba. El psicólogo, experto en casos de alcoholismo con trastorno de la personalidad, advierte también del incremento de menores de edad que llegan a los servicios de atención de adicciones por sustancias como alcohol o cannabis. «Es lamentable, no se puede mirar hacia otro lado. Se dan casos de chavales de catorce o quince años, cosas que hace años eran impensable. Cuando disminuye la edad de inicio en el consumo de sustancias, la probabilidad de desarrollar alteraciones psicopatológicas es mucho mayor».

El III Congreso Nacional de Psicología reúne hasta mañana en Oviedo a más de 1.500 asistentes y alberga la presentación de un total de 1.180 trabajos. Esta es la primera edición del simposio que se celebra tras veinte años de parón. La intención del Consejo General de Psicología es recuperar el congreso como «punto de encuentro» cada dos años.

Fotos

Vídeos