«Queremos anticiparnos al párkinson», afirma el equipo de investigadores del HUCA

El neurólogo Germán Morís, en el Antiguo Instituto. /  J. PETEIRO
El neurólogo Germán Morís, en el Antiguo Instituto. / J. PETEIRO

Buscan enfermos para realizar un estudio que les ayude a predecir quiénes tienen más riesgo de sufrir daños cognitivos

LAURA CASTRO GIJÓN.

Determinar a priori qué personas con párkinson corren más riesgo de desarrollar en el futuro un deterioro cognitivo. Este es el objetivo que persigue el equipo de investigadores del servicio de Neurología y Genética Molecular del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). «Queremos adelantarnos al párkinson», explicó el neurólogo Germán Morís, uno de los doce expertos que trabaja en este estudio, fruto de una beca de ámbito nacional, que ya cuenta con una muestra de trescientos pacientes.

Primero se les hace un test de memoria y después un análisis de sangre, en busca de biomarcadores genéticos que confirmen su prevalencia a desarrollar los daños cognitivos que provoca el párkinson que se traducen en demencia, problemas de atención y dificultad para desempeñar tareas diarias. Un deterioro que llega a sufrir el 50% de las personas que padecen esta enfermedad. «El párkinson ha pasado de ser una dolencia motora a una constelación de síntomas y entre los más invalidantes están los que afectan al sistema cognitivo», indicó el neurólogo, quien agregó que buscarán ampliar las muestras con punciones lumbares de los pacientes.

Morís acudió ayer al Antiguo Instituto, en Gijón, en busca de nuevos pacientes que les ayuden a aumentar la muestra y, por tanto, la efectividad de su trabajo. Lo hizo con una ponencia durante la inauguración de las jornadas del día mundial del párkinson que continuarán el próximo 22 de abril con un mercadillo solidario de tulipanes en el Jardín Botánico de Gijón y el 27 con un taller de comunicación en Proyecto Hombre dirigido por la neurologopeda Sandra del Rey.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos