«Queremos unir Asturias con Bruselas, Milán y Viena y llegar a los 500.000 viajeros»

Carlos Muñoz y Lázaro Ros, consejero delegado y director general de Volotea. / ÁLEX PIÑA
Carlos Muñoz y Lázaro Ros, consejero delegado y director general de Volotea. / ÁLEX PIÑA
Carlos Muñoz - Consejero delegado de Volotea

«Cambiar la sede social de la compañía aquí y dejar la fiscal en Cataluña no es postureo, sino reducir riesgos y apostar por la certidumbre»

CHELO TUYA GIJÓN.

Pese a que celebran la fecha en la que iniciaron su sociedad vital y profesional, el 24 de febrero, como un aniversario al uso, a Carlos Muñoz y Lázaro Ros el crecimiento de su empresa más exitosa tras Vueling, Volotea, les mantiene separados. Ayer vinieron juntos a Asturias. A respaldar su patrocinio a la ópera de Oviedo. Y a negociar con el Principado nuevas rutas. Sobre la mesa, Bruselas, Milán, Viena, Roma y Fráncfort. Dos están casi cerradas. Una, podría despegar en 2018. Y aterrizar en Charleroi (Bélgica). Eso deja intuir Muñoz.

-¿Tan importante es el motivo que le trae a Asturias que viene con Ros? No es habitual verlos juntos.

-Llevamos quince años juntos y, es verdad, la compañía ha crecido tanto que nos resulta difícil viajar juntos. A Asturias venimos los dos porque tenemos reuniones con el Gobierno regional, con el aeropuerto, con los empresarios y, también, porque esponsorizamos la ópera.

-La patronal de agencias asturiana, OTAVA, defiende la creación de paquetes turísticos con la ópera.

-Nosotros tenemos rutas que unen las capitales de la ópera. Y sabemos del interés de viajeros de nuestros destinos para apostar por esta oferta cultural.

-También apuestan por Asturias. Su primera base en España.

-De hecho, Asturias es uno de los mejores lanzamientos que hemos tenido. El público nos ha acogido fenomenal y las operaciones funcionan muy bien. Hemos contado con apoyo institucional, del aeropuerto y, no me canso de decirlo, fue clave el respaldo de Pedro Luis Fernández, el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). Él logró la unión de los tres ayuntamientos, Gijón, Oviedo y Avilés, y las tres cámaras de la región para financiar al base.

-Anuncian ahora su segunda base en España, en Bilbao. ¿También allí hay unión para financiarla?

-No. La abriremos la próxima primavera, pero sin financiación.

-¿Para qué paga Asturias si Bilbao va a tener lo mismo y gratis?

-Es que en mercados pequeños cuesta más tiempo rentabilizar la operación y es necesario estimular el mercado. Las ayudas sirven para ese lanzamiento.

-¿Sin ayudas no hay rutas?

-No se trata de eso. La Unión Europea puso, hace años, freno al derroche de dinero público en rutas que cuando desaparecía la subvención también desaparecían. Las ayudas deben ser transparentes, estar justificadas para casos de mercado y resultar sostenibles en tres años. Nosotros lanzamos 298 rutas, de las que 186 no existían.

-Asturias, ¿cómo les ayuda?

-Aena tiene ayudas muy claras: dispone de un protocolo de ayudas para nuevas rutas, que aproximadamente es un euro por pasajero.

500.000 viajeros en un lustro

-Y luego están los contratos de promoción turística.

-Sí, ganamos el concurso para abrir rutas con Múnich y Venecia.

-Rutas, sin embargo, que no mantienen abiertas todo el año.

-A día de hoy, son muy estacionales. No obstante, muchas de nuestras rutas acaban siendo fijas.

-Vienen a reunirse con el Gobierno regional. ¿Qué rutas pondrán sobre la mesa?

-Nos gustaría abrir Milán, Roma, Bruselas, Viena y Fráncfort. Esa, quizá, la más lejana, porque es un destino en el que aún no operamos.

-Con Bruselas tienen el respaldo garantizado del Ejecutivo regional. Es uno de sus anhelos.

-(Risas) Esa es susceptible de algún acuerdo.

-¿Cuántas veces ha puesto esa conexión el Principado sobre la mesa?

-Desde que comenzamos a hablar, hace cinco años.

-¿Qué plazos manejan?

-Queremos llegar a 19 rutas desde Asturias y mover a 500.000 viajeros en cinco años.

-¿Mover la mitad del pasaje?

-En el plazo del que hablamos tendremos un tercio. Nosotros no somos la compañía de mayor tráfico, pero sí queremos ser la de más rutas. En Asturias, ya lo somos.

-Cinco años es un largo plazo. ¿Esta reunión podría acortarlo?

-Vamos muy ajustados de fechas. Nosotros siempre tenemos la operativa cerrada en octubre, pero este año hemos esperado un poco más, precisamente para aguardar por estas reuniones. De los cinco destinos que he mencionado, dos están casi cerrados y uno, si apuramos, podría entrar en la cartelera en 2018.

-¿Sin pistas de ese uno?

-(Risas) He dicho lo que puedo.

-¿Podemos pensar que es una de las favoritas del Principado?

-Podemos.

-El cambio de sede social de Barcelona a Asturias, ¿va a repercutir económicamente en la región?

-A día de hoy, francamente no. Lo que hemos cambiado es el domicilio social, no el fiscal ni los servicios centrales.

-¿Eso no es postureo? Digo que me voy, pero dejo allí el negocio.

-No, no. Es sustancial. Es reducir riesgos y apostar por la certidumbre. Estamos domiciliados aquí, nuestra licencia de operador aéreo está basada en Asturias. Para nosotros no es en absoluto postureo. Que otra gente lo pueda ver, es cosa suya. También coincide con que Asturias es nuestro mercado más grande, el único en el que tenemos base en España hasta abril que abramos Bilbao y donde empleamos a más personal tras Barcelona: más de 60. Y subiendo.

Más noticias

Temas

Volotea

Fotos

Vídeos