Quince grados para despedir el verano

La nieve llegó esta semana a las inmediaciones del Picu Urriellu, en los Picos de Europa. / JOAQUÍN PAÑEDA
La nieve llegó esta semana a las inmediaciones del Picu Urriellu, en los Picos de Europa. / JOAQUÍN PAÑEDA

Las lluvias y las bajas temperaturas se prolongarán hasta mitad de semana | El Puerto de Leitariegos registró ayer mínimas de 1,7 grados y en Gijón cayeron 23,8 litros de agua por metro cuadrado. Hoy se esperan más chubascos

G. POMARADA GIJÓN.

Los últimos días del verano se doblegan ante la inminente llegada del otoño. A cinco jornadas de que el estío se despida oficialmente -será el viernes a las 22 horas y 2 minutos, según cálculos del Observatorio Astronómico de España- la jornada de ayer en Asturias volvió a dejar imágenes plenamente otoñales. Paraguas y ropa de abrigo fueron el complemento indispensable en todos los puntos de la región, que registró descensos de temperaturas y lluvias intermitentes a lo largo de toda la jornada. Gijón encabezó por segundo día consecutivo las lluvias más abundantes, con unas precipitaciones acumuladas de 23,8 milímetros. Le siguió en el ranking Piloña, con 13,6 litros de agua por metro cuadrado.

Oviedo fue un desfile de paraguas.
Oviedo fue un desfile de paraguas. / ÁLEX PIÑA

Tras días de caída continuada en las temperaturas, las mínimas se desplomaban nuevamente en toda Asturias. El Puerto de Leitariegos registró ayer 1,7 grados centígrados, el dato más bajo de toda la región junto a los 1,8 grados de Degaña durante la madrugada. Este mismo viernes llegaban las primeras nevadas a los Picos de Europa, donde el manto blanco ya se ha instalado bajo el Urriellu. Para encontrar temperaturas más propias de la estación fue necesario desplazarse hasta la zona del cabo Busto, donde se registró la máxima de Asturias: unos tímidos 18,8 grados. Castropol, con 18,4 grados y Llanes con 18,2 completaron la parte más alta del ranking. La previsión para hoy es de ligero ascenso de temperaturas, que podrían llegar hasta los 20 grados en zonas costeras. Al final del día se esperan lluvias débiles.

En Gijón fueron necesarios los abrigos.
En Gijón fueron necesarios los abrigos. / JOAQUÍN PAÑEDA

La de mañana será otra jornada marcada por la nubosidad, con chubascos de mayor intensidad en el oriente. El martes el litoral oriental volverá a registrar lluvias débiles y la nubosidad irá dando paso a cielos más despejados, con máximas en ascenso que se acercarán a los 20 grados. Para ver el sol habrá que esperar al miércoles.

Previsión del tiempo

Fotos

Vídeos