Los radares fijos multan a casi diez mil conductores más este año en Asturias

Los radares fijos multan a casi diez mil conductores más este año en AsturiasGráfico

Detectaron hasta octubre 22.407 infracciones por exceso de velocidad y Tráfico ha ingresado ya más de 900.000 euros

S. GARCÍA ANTÓN GIJÓN.

Los radares fijos de Asturias son los «menos productivos» de toda España. Sube el número de sanciones impuestas en las carreteras del Principado, pero se mantiene en las últimas posiciones respecto al conjunto de España. Así se desprende del último informe realizado por Automovilistas Europeos Asociados, en el que se detalla que desde enero hasta el 23 de octubre de este año en el Principado la actividad de trece radares fijos en la región acabó en 22.407 denuncias tramitadas, 8.602 más que en todo el año pasado y casi diez mil más en el mismo periodo (9.485) de 2016, cuando fueron 12.922 las infracciones detectadas de enero a octubre. Estas cifras sitúan a Asturias como la segunda comunidad en la que menos sanciones se interpusieron, solo por delante de Cantabria (22.313).

Hasta el 23 de octubre, de todas estas multas en Asturias, Tráfico se ha cobrado ya 906.900 euros. El que más infracciones constató en la región fue el de la A-8, en el kilometro 362,6, justo antes de los túneles de Niévares, con una limitación de 100 kilómetros por hora. Puso 6.184 multas desde enero frente a las 2.352 del mismo periodo de 2016.

En cuanto a la «productividad», el estudio indica que en Asturias fue de 1.723 denuncias por radar, cantidad que la sitúa a la cola. Y eso que casi se han duplicado las multas por radar fijo en la región, con 920 en todo 2016, un año en el que se tramitaron un total de 13.805. Después del de Niévares, el que más sanciones originó fue el del kilómetro 35 de la A-66, con 5.125 (1.123 en 2016 en el mismo periodo). En opinión del presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo, la DGT «no está consiguiendo» evitar los excesos de velocidad ni los accidentes, por lo que instan a replantearse la ubicación de los radares para que no sean «meros instrumentos de recaudación». En España se han cobrado en lo que va de año 63.304.699 euros en multas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos