El PP rechaza una oficialidad que obligaría a estudiar un asturiano «artificioso»

Mercedes Fernández. /P. Lorenzana
Mercedes Fernández. / P. Lorenzana

Mercedes Fernández señala que la posibilidad «no está en la sociedad asturiana en su conjunto ni mucho menos»

EFE

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha reiterado hoy su rechazo a la cooficialidad del asturiano, una medida que marcaría "una senda irreversible", "cambiaría la vida de la gente" y obligaría a estudiar un bable "artificioso" construido por la Academia de la Llingua. Fernández se ha expresado así después de que IU presentara ayer su propuesta de dictamen de la comisión de estudio sobre la situación del asturiano en la que insta al Gobierno, tras el cambio de postura aprobado por la FSA-PSOE, a impulsar una reforma del Estatuto de Autonomía para poner en marcha esa medida.

"Defendemos el asturiano y probablemente yo hable más asturiano que (Concha) Masa o (Gaspar) Llamazares -ambos diputados de IU- que son de Burgos y de Logroño", ha apuntado la líder del PP, que ha subrayado que la oficialidad tendría las mismas consecuencias que en el resto de comunidades con lengua propia que la han aplicado.

A su juicio, plantear esa posibilidad "es muy respetable en la mente de unos pocos, pero no está en la sociedad asturiana en su conjunto ni mucho menos" y ha emplazado a sus promotores a explicar "qué supone en el día a día y en la vida cotidiana esa cooficialidad que quieren aplicar mediante un decreto".

Así, ha incidido en que la izquierda debería explicar "con transparencia" que dicha medida supondría tener que impartir clases en asturiano en los colegios y en la Universidad, utilizarla en las administraciones y que quienes concurran a oposiciones tengan que conocer "ese idioma construido en la Academia de la Llingua".

Según Fernández, la situación de las comunidades con lengua oficial "no es extrapolable a Asturias ni muchísimo menos" y ha considerado que se equivocan "quienes quieren establecerla cueste lo que cueste" dado que, ha subrayado, supondría además "un gasto impresionante que saldría de los bolsillos de los asturianos". "Deben tener malas encuestas cuando quieren poner el acento en una cuestión que no esta en el día a día de los asturianos que queremos vivir tranquilamente, tener empleo, que los chavales puedan quedarse y que Asturias se rejuvenezca con políticas activas de un Gobierno que no esté ensimismado en sus problemas", ha añadido.

Fotos

Vídeos