El rector apuesta por arrancar el grado de Deporte con solo 60 plazas

Santiago García Granda, en un acto en Gijón./JORGE PETEIRO
Santiago García Granda, en un acto en Gijón. / JORGE PETEIRO

La comisión que perfila tanto el plan de estudios como la sede de la nueva titulación volverá a mantener una reunión esta semana

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

El rector de la Universidad de Oviedo hace sus cálculos. Si en los últimos años la media de asturianos que han dejado la región para matricularse del grado de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en universidades de otras comunidades ronda la treintena, bastaría con que aquí se ofrecieran 60 plazas por curso cuando se implante esta titulación para atender esa demanda interna. Y eso porque, entiende, el 'efecto llamada' que esta carrera podría tener para alumnos de otras regiones «tampoco sería muy importante, aunque ojalá que lo fuera». Sesenta plazas es, además, el mínimo que establece el decreto de Enseñanzas Universitarias Oficiales del Principado. Y el que la Facultad de Formación del Profesorado y Educación -que presentó una de la tres propuestas en estudio- planteaba. No así la Facultad Padre Ossó, centro adscrito a la Universidad de Oviedo, que aumentaba esta cifra hasta los 80 alumnos por curso.

La comisión encargada de definir ésta y otras cuestiones -como el contenido académico de la titulación o la disputada sede en la que se impartirá- volverá a reunirse esta semana para avanzar en el diseño de la propuesta que el rectorado prevé presentar a la Consejería de Educación del Principado en septiembre para contar con su informe favorable.

Encabezada por el vicerrectorado de Organización Académica y el de Medios Materiales y Tecnológicos, la integran también representantes de las facultades de Formación del Profesorado y Medicina, así como de los departamentos que, en mayor o menor medida, estarían implicados en la docencia del grado. Es decir, los de Ciencias de la Educación, Medicina, Derecho Público, Biología Funcional, Morfología y Biología Celular, Psicología, Sociología, Administración de Empresas, Economía y Ingeniería Eléctrica. A todos ellos se sumará próximamente un asesor externo e independiente que aporte su punto de vista como experto. Según explicó el rector, será una persona ajena al ámbito universitario. Probablemente alguien vinculado al Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (COLEF), órgano con 400 colegiados en Asturias y que, desde el pasado febrero, preside Hugo Castellanos. El propio Castellanos tiene solicitada una entrevista con el rector con la intención, precisamente, de abordar el futuro del grado de Deporte.

El rector señalaba esta misma semana que lo que debe hacer la Universidad es diseñar un plan de estudios atractivo, capaz de captar estudiantes de otras comunidades -el grado de Deporte se imparte en 52 universidades españolas-, para lo que se ha tomado como base la propuesta académica de la Facultad de Formación del Profesorado. Y ya avanzó que la decisión sobre la ubicación -o ubicaciones, porque dio casi por seguro que habrá más de una- no se tomará con la urgencia que le reclaman los ayuntamientos que aspiran a acoger la titulación: Mieres y Gijón. Será a principios de verano cuando, previsiblemente, se cierre la propuesta y se eleve al Consejo de Gobierno de la institución académica y al Consejo Social, pasos previos al trámite con el Ejecutivo regional. Y el objetivo, remarcó, es «hacer que sea viable con los recursos que tenemos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos