El rector insiste en Mieres como sede para la Facultad del Deporte

Santiago García Granda y Mariví Monteserín.
Santiago García Granda y Mariví Monteserín. / MARIETA

García Granda recuerda que es un proyecto de una iniciativa privada y que «cualquier ubicación es posible» aunque confía en que la ubicación no lleve «a guerras entre municipios porque no tiene sentido»

EFEAvilés

El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, ha anunciado hoy que se baraja Mieres, donde la institución tiene instalaciones infrautilizadas, como posible sede de la futura Facultad de Deportes, aunque ha precisado que no se cierra a la candidatura de Avilés. «Creo que se han levantado demasiadas expectativas, es un proyecto que nos propuso una iniciativa privada, y a partir de ahí, cualquier ubicación es posible», ha indicado el rector, que ha recibido en Avilés el premio Jamón de Plata Negra 'Grande Covián', de Gastrónomos del Yumay.

No obstante, García Granda ha recalcado que la Universidad tiene en Mieres algunas instalaciones poco utilizadas y modernas, «aunque, en realidad, podría ser en cualquier lugar de Asturias». El rector ha respondido así a la declaración institucional unánime del pleno de Avilés que insta a la Universidad de Oviedo a que inicie los trámites para la creación del Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y que la facultad se ubique en la ciudad, «dadas las características favorables para su implantación de la comarca».

Santiago García Granda ha hecho notar que el número de matriculaciones en la Universidad «no está creciendo demasiado en este curso y, por lo tanto, procuramos llevar allí (a Mieres) nuevas actividades», donde también hay instalaciones deportivas y residencia. El rector ha señalado que la demanda de esta Facultad del Deporte no va a ser muy alta y que se podría hablar de unos 25 o 50 estudiantes.

Propuesta privada

La propuesta parte de la Facultad Padre Ossó, un centro universitario privado adscrito a la Universidad de Oviedo, y empezará a estudiarse esta semana, que será cuando sea presentado ante el Rectorado, con la idea es que pueda ser realidad en el curso 2018-19. Para el rector, que este proyecto se convierta en una competición «nunca es malo», ya que ha dicho que «cada ciudad tiene sus propias aspiraciones», aunque confía en que esto no llegue «a unas guerras entre municipios porque no tiene sentido».

En general, Santiago García Granda no cierra la puerta a que Avilés llegue a ser sede de estudios universitarios, más allá de los de Deportes ahora en liza, aunque ha recalcado que «la inversión es muy difícil». «Pero si surge la posibilidad de un apoyo de tipo empresarial o quizá alguna inversión que se pudiera hacer en la Isla de la Innovación que pudiera tener instalaciones universitarias, me parece muy bien», ha declarado el rector.

Sobre la concesión del premio, Santiago García Granda ha reconocido que le ha resultado «inesperado» y ha considerado «un honor estar en la misma lista que, por ejemplo, Margarita Salas, María Neira o la hija de Granda Covián».

Fotos

Vídeos