Asturias afronta una nueva bajada de las temperaturas tras llegar a más de cinco grados bajo cero

Una pareja se hace una foto en el lago Ercina. / NEL ACEBAL
Una pareja se hace una foto en el lago Ercina. / NEL ACEBAL

La nieve escaseó este sábado aunque fueron necesarias cadenas en siete puertos

M. M. C. GIJÓN.

El primer día del temporal de nieve anunciado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no produjo en Asturias especiales problemas. Fue necesario llegar a las zonas más altas de la región para poder disfrutar del manto blanco, como en los lagos de Covadonga, mientras que las autoridades de Tráfico solo establecieron en un principio la obligatoriedad del uso de cadenas para circular por el puerto de San Isidro. Después, otros seis puertos se unieron a esta medida: San Isidro, Leitariegos, Connio, Cerredo, Somiedo, San Lorenzo y Ventana.

La cordillera y los Picos de Europa permanecerán en aviso naranja hasta las seis de esta tarde, por la posibilidad de que se puedan acumular hasta 25 centímetros de nieve a una altura de mil metros, y unos cinco a tan solo 600 metros. El aviso es amarillo en la zona suroccidental de la región, con acumulaciones de nieve de entre 15 y 20 centímetros en torno a los mil metros de altura, y de cinco a 700.

Las olas sí azotaron con fuerza prácticamente todo el litoral asturiano, que se encuentra en aviso amarillo hasta esta medianoche. La boya de Puertos del Estado ubicada frente a la bahía de Gijón detectó una ola que alcanzó los 5,94 metros de altura y para hoy se espera mar combinada del oeste o noroeste, con olas de cuatro a cinco metros.

La previsión de la Aemet sí acertó en Asturias en cuanto a la bajada de las temperaturas y para hoy ese descenso continuará siendo muy acusado. Ayer el mercurio en la región no superó los once grados de máxima en Castropol, alcanzando los 10,7 en el cabo Busto, 10,2 en Gijón, 9,9 en Mieres y 9,6 en el cabo Peñas. En cuanto a las mínimas, la más baja se registró en el puerto de Leitariegos, con 5,3 grados bajo cero, seguida de Pajares, con 4,1 bajo cero; San Antolín de Ibias, uno bajo cero; Pola de Somiedo, 0,3 bajo cero, y Aller, con 0,4 positivos.

Ni el viento ni la lluvia supusieron tampoco problemas. La racha más fuerte fue de solo 38 kilómetros por hora, en el cabo Busto y Villayón, mientras que las precipitaciones más intensas fueron los 4,8 litros por metro cuadrado de Cabrales, seguidas de 4,4 en Castropol; 3,8 en el aeropuerto de Asturias; 3,2 en Llanes y 2,8 en Taramundi.

Lluvias generalizadas

Como ya quedó dicho, distintas zonas de Asturias permanecen hoy en alerta. La predicción apunta al predominio de cielos cubiertos, con precipitaciones generalizadas que por la mañana podrán ser persistentes y acompañadas de tormentas. En las cotas más altas no se descartan brumas y bancos de niebla. La cota de nieve irá en ascenso, situándose en torno a los 1.200 metros al anochecer. No obstante, no se esperan cambios en las temperaturas y habrá heladas débiles en la cordillera. El viento soplará del norte flojo e irá amainando.

Para mañana ya no habrá ningún tipo de aviso por fenómenos adversos y los cielos cubiertos irán disminuyendo a nubosos. Se esperan lluvias débiles y chubascos, que tenderán a remitir por la tarde. La cota de nieve se mantendrá en torno a los 1.200 metros, aunque las temperaturas irán en aumento. El viento continuará soplando flojo, aunque se prevé que ya sea de componente sur, es decir, más cálido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos