Renfe mueve este año a 163 pasajeros menos al día en cercanías y Feve, a 155

Los trenes de proximidad siguen en caída libre y han perdido un 42% de su pasaje desde que estalló la crisis

R. MUÑIZ GIJÓN.

La crisis no ha terminado para los trenes de cercanías, donde este curso como novedad los servicios tradicionales de Renfe (los rojos) pierden más clientela que sus gemelos del ancho métrico (los asociados a la extinta Feve). En el primer semestre, los primeros movilizaron a 13.637 usuarios al día, lo que supone 163 menos que en el mismo periodo de 2016. Los trenes de la antigua Feve captaron un promedio de 5.328 viajeros diarios, dato que significa que hay unos 155 asturianos que el año pasado confiaban en este servicio y ahora le dan la espalda.

Si se considera el ferrocarril como un todo, sin discernir entre el ancho métrico y el convencional, resulta que las cercanías cedieron hasta el 30 de junio un 2% de su pasaje, una pérdida dura, pero contenida. En el primer semestre de 2016 el paso atrás era del 7%. Lo grave es que, después de once años de desplome, el servicio de proximidad sigue sin encontrar su suelo; sus trenes transportan hoy a un 42% menos de viajeros que en 2007.

Los números rojos se acumulan mientras el Ministerio de Fomento ultima un estudio de las líneas con el que quiere repensar su futuro. Para ello valora implicar a las comunidades autónomas.

Precisamente, ayer, Podemos expresó que «hace ya bastante tiempo» que Fernando Lastra asumió la consejería de Infraestructura, motivo por el cual le requieren «que se ponga al día» y eleve la voz sobre las necesidades ferroviarias de la región. «Las inversiones para Asturias deben ser exigidas con fuerza y son improrrogables debido a la ausencia de las mismas durante los últimos años en la red de ferrocarriles», señaló en un comunicado.

Fotos

Vídeos