La repetición de una oposición de Infantil, pendiente del TSJA

Las siete docentes que la aprobaron presentan ante el Tribunal Superior de Justicia un «incidente de averiguación» para saber cómo queda su situación

E. R. OVIEDO.

Los 203 aspirantes a una oposición de Educación Infantil que tuvo lugar en 2015 y que el Tribunal Superior de Justicia (TSJA) obligó a principios de este año a repetir siguen pendientes de qué va a pasar con su situación. El origen está en que una de las docentes que se presentó a la prueba denunció que no se había dado la publicidad necesaria a ciertos criterios de valoración antes del examen, y el TSJA emitió una sentencia en febrero que le daba la razón y que obligaba a la consejería a volver a repetir la prueba en ese tribunal. La intención de Educación desde el principio ha sido que las siete docentes que superaron el examen mantengan la plaza y convocar a los 203 que no la consiguieron. Aprobarían aquellos aspirantes que obtuvieran mejor nota que la que logró el último de los opositores que sí lograron un puesto. Hasta la fecha, no se ha sabido nada más, pues la propia consejería también ha estado pendiente de si la propia demandante pedía o no la ejecución de la sentencia.

A consultas de EL COMERCIO, la Consejería de Educación especificó ayer que las siete docentes que superaron el examen y que ahora son funcionarias en prácticas han trasladado al TSJA «un incidente de averiguación sobre su situación», por lo que hasta que el tribunal no se pronuncie, la situación sigue sin cerrarse.

Fotos

Vídeos