La revisión de gases contaminantes de la nueva ITV tardará meses en implantarse

La revisión de gases contaminantes de la nueva ITV tardará meses en implantarse
Instalaciones para pasar la ITV en el polígono de Guadamía. / LLACA

La normativa, que entrará en vigor en mayo y pretende reducir los fraudes, da un año de plazo a las estaciones para culminar su adaptación

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

El próximo 20 de mayo entrará en vigor un real decreto que afectará a buena parte de los conductores del país. Se trata de una normativa que modificará la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) tal y como se conoce hasta la fecha, alterando algunos aspectos clave de la revisión. Se implementará, por ejemplo, un control más exhaustivo de las emisiones, se dará la opción de elegir otra estación para pasar el segundo examen y se dará la posibilidad de realizar la prueba un mes antes de que venza el permiso.

Algunas de estas medidas, sin embargo, tardarán varios meses en acoplarse definitivamente a las pruebas. ¿El motivo? El periodo de transición de un año que recoge el propio real decreto y que servirá para adaptar las estaciones de ITV a los nuevos requerimientos marcados por la Unión Europea. Uno de los ejemplos más representativos es el de los nuevos métodos de inspección que se plantean para los vehículos. Así, las revisiones serán más exhaustivas en la parte electrónica del vehículo y en las emisiones.

Más información

El objetivo es evitar «posibles fraudes y manipulación en los vehículos», un aspecto en el que la Unión Europea ha hecho hincapié en los últimos tiempos.

La adaptación será paulatina a la espera de un nuevo manual para la Inspección Técnica de Vehículos del Ministerio de Industria. Aunque habrá medidas que estarán enfocadas a flexibilizar el proceso de revisión y que sí serán de aplicación inmediata.

Los conductores, por ejemplo, podrán pasar la ITV hasta un mes antes de que venza su vigencia sin que esto afecte a la fecha de renovación. De esta forma, si el coche de un particular tiene que pasar revisión en diciembre, el propietario podrá hacerlo en noviembre. En caso de que lo haga, no tendría que volver a realizarlo de nuevo hasta diciembre del año siguiente -si el vehículo tiene más de diez años de antigüedad-. El conductor podrá, asimismo, elegir libremente la estación de ITV en la que quiera realizar una segunda inspección. Aunque esto ya ocurría en Asturias, el conductor podrá ahora llevar su vehículo a cualquier estación del país para esta segunda revisión.

Factura de la reparación

Las nuevas medidas también recogen controles más estrictos. Así, el conductor estará obligado a acreditar la vigencia de su seguro obligatorio, una condición necesaria para que la estación acceda a realizar el examen. La estación de ITV, finalmente, tendrá que anotar el NIF del taller en el que se ha efectuado la reparación necesaria tras un rechazo anterior a través de la factura. Si no se presenta, se asumirá que ha sido el propietario del vehículo quien ha hecho la reparación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos