«La presencia de Ryanair daría un gran impulso al aeropuerto de Asturias»

«La presencia de Ryanair daría un gran impulso al aeropuerto de Asturias»
Francisco Borge, Santiago García Granda, Carlos San Martín, José Antonio Leiva, Marisa Castro, Daniel Ferreiro, José Antonio Díaz y Ángel Álvarez, en el Aula Magna de la Universidad. / PABLO LORENZANA

El director de la terminal cree que la compañía 'low cost' «es una potencia»; mientras que el rector pide «más rutas para nuestros investigadores, docentes y alumnos»

Chelo Tuya
CHELO TUYAGijón

«Jovellanos ya reclamaba mejora de las comunicaciones para Asturias. Hoy, seguimos igual». Santiago García Granda recurrió al ilustrado gijonés y al trabajo de Luis Adaro para defender la importancia «del aeropuerto de Asturias», una infraestructura que considera «clave» para la región. «Necesitamos más rutas, porque la movilidad internacional es imprescindible para nuestros investigadores, docentes y alumnos», defendió el rector de la Universidad de Oviedo.

Una defensa que sustentó sobre cifras: «Movemos 1.500 estudiantes internacionales con el programa Erasmus y tenemos 1.200 acuerdos y convenios firmados con otras regiones europeas. En total, hablamos de 3.000 movimientos al año». Lo hizo García Granda durante la jornada monográfica sobre los 50 años del aeropuerto de Asturias, conmemoración que ha generado todo un programa de actos que culminará el próximo 16 de junio.

En sesión de mañana y tarde, la plana mayor del aeropuerto ofreció ayer en el Aula Magna la otra cara del aeródromo, la que no se conoce. «Venimos a explicar por qué pitamos en el control, qué es el ILS o por qué hay cancelaciones», resumió Carlos San Martín. Fue él el encargado de inaugurar la maratoniana sesión, en la que confirmó lo ya adelantado en la entrevista concedida a EL COMERCIO el pasado sábado: «Estamos en conversaciones con más aerolíneas», para disponer de nuevas rutas desde el Principado.

En ese sentido, aseguró que «Ryanair daría un gran impulso al aeropuerto», ya que la 'low-cost' irlandesa «es una potencia». Sin embargo, aclaró que «para el aeropuerto, todas las aerolíneas son nuestros clientes y no tenemos preferidas. A todas queremos darles el mejor servicio para que operen con nosotros».

Sin pensar en lo que pueda pasar en noviembre, con la marcha de EasyJet de la ruta con Stansted y la posibilidad de que Vueling e Iberia Express dejen de operar sus conexiones con Gatwick y Heathrow, respectivamente, San Martín apuntó que «estamos a punto de recuperar al viajero 1,5 millones», cifra récord lograda en 2007.

Una posibilidad que parece poner al alcance de la estadística las cifras de uso diario. «Movemos 3.855 pasajeros de media al día, aunque el volumen de usuarios es mayor. 5.800 si contamos acompañantes», explicó el jefe de Servicios y Comercial del aeropuerto. José Antonio Leiva anunció, además, que el crecimiento del aeropuerto con las rutas directas «nos ha convertido en un aeropuerto de tránsito». Desde hace dos años, «tenemos viajeros que vienen de Mallorca para continuar destino a Canarias. Hemos tenido que diseñar para ellos un protocolo de actuación en tránsito».

«Las cuentas son positivas»

Unos viajeros en tránsito que llegan de la mano, sobre todo, de Volotea y Vueling. Precisamente, el jefe de flota de la aerolínea del grupo IAG, Fernando Álvarez, participó también en la jornada. Aunque eludió cualquier pregunta sobre la posibilidad de que Vueling no opere la conexión con Londres el próximo invierno (de momento, ni ella ni Iberia Express tienen billetes a la venta más allá de octubre), sí destacó Álvarez el «lujo que supone el aeropuerto de Asturias».

Ingeniero, piloto, experto en seguridad aérea, Álvarez dejó claro que «el sistema de aterrizaje en baja visibilidad asturiano es un lujo, pero la compañía, el avión y el piloto deben estar acreditados». El caso asturiano requiere que «cada piloto haga un aterrizaje en automático en condiciones de visibilidad y eso, con cien pilotos nuevos cada año, hace complicado que todos puedan venir a hacer esa operación».

Pero asegura que «las compañías estamos haciendo un gran esfuerzo» y destacó «la total colaboración con Aena». De hecho, tanto él como José Antonio Díaz, jefe de Ingeniería y Mantenimiento, coincidieron en el análisis: «El ILS tiene desactivadas, de forma temporal, las luces del eje de pista, pero funciona con normalidad. Lo único que hay la altura de decisión es un poco más alta».

Una anomalía que se debe «a que están concluyendo las obras de modernización del sistema, pero Aena y las compañías estamos continuamente conectados», insistió Álvarez. Una conexión que favorece las cuentas de la instalación. El encargado de cerrar la jornada fuer Daniel Ferreira, jefe Económico-Administrativo del aeropuerto. «Las cuentas son positivas. Superado el millón de pasajeros, las terminales se consolidan», afirmó.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos