Sábana a vainica, un gochín y plegarias para la Santina

Representantes de Noreña con las ofrendas a la Virgen./
Representantes de Noreña con las ofrendas a la Virgen.

Noreña realizó las ofrendas a la Virgen en el primer Día de Covadonga del nuevo abad Adolfo Mariño

G. P. COVADONGA.

Como marca la tradición religiosa, el Real Sitio fue ayer lugar de peregrinación para centenares de fieles que ascendieron hasta el Monte Auseva para acompañar a la Virgen de Covadonga en su día. La Santina recibió el homenaje de los asturianos, este año representados por una delegación de siete entidades del concejo de Noreña, que ofrecieron a la Virgen una sábana bordada en vainica, reproducciones de un gochu y la Torre del Reloj, y una cesta con chorizos y sabadiegos. La ofrenda fue deposita por el cronista oficial, Miguel Ángel Fuente, durante una eucaristía en la que los niños de la Escolanía estrenaron los cantos en honor a la Virgen de Covadonga, obra de José Jordán. En su primer Día de Asturias como abad de Covadonga, Afolfo Mariño tuvo que lidiar con la indisposición del obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, a causa de una bajada de azúcar. La rápida intervención del abad permitió que el obispo retornara a la eucaristía tras ser atendido por los servicios sanitarios en el exterior de la basílica.

En el Real Sitio celebraron también el Día de Asturias representantes políticos. «Queremos mandar un mensaje de optimismo, pero vamos a tener que trabajar mucho», sostenía el diputado del PP, Agustín Cuervas-Mons. Por su parte, Cristina Coto, de Foro, auguraba «un curso tenso y complicado» y pedía actuaciones para mejorar los problemas de aparcamiento y accesibilidad al santuario.

Fotos

Vídeos