Sanidad activará un plan para atender las intolerancias y alergias alimentarias

Pablo Lorenzana

Un problema que afecta a unos 35.000 asturianos

EFE

La Consejería de Sanidad activará un plan para mejorar el conocimiento, la participación de los pacientes y la atención sanitaria que se presta a las personas afectadas por intolerancias y alergias alimentarias, un problema que afecta a unos 35.000 asturianos, si bien muchos de ellos no están diagnosticados.

La enfermedad celiaca, la intolerancia a la lactosa y las alergias a productos como la leche de vaca, el huevo, la soja, los frutos secos, las frutas, el pescado y los mariscos, son algunos de los problemas más comunes, señala la Consejería en un comunicado.

En el Principado residen unas 25.600 personas con algún tipo de alergia alimentaria, y además, hay unos 10.000 celiacos, muchos sin diagnosticar.

Son, por tanto, problemas de salud cuyo abordaje requiere la mejor integración posible de los recursos de las administraciones públicas.

La directora de Atención y Evaluación Sanitaria del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Victoria Játiva; el director general de Ordenación Académica e Innovación Educativa, Francisco Laviana, y el director general de Salud Pública, Antonio Molejón, han presentado hoy el Programa de atención a las alergias e intolerancias alimentarias en Asturias, el primero de estas características que se desarrolla en la comunidad y que será puesto en marcha en las próximas semanas.

Entre sus objetivos está el ordenar los recursos existentes en el sistema sanitario, mejorando los procesos de diagnóstico, atención, seguimiento e información a los pacientes.

También pretende asesorar e informar a los sectores afectados (la industria alimentaria, la hostelería o las empresas de restauración colectiva) sobre la normativa nacional y europea que regula esta materia e impulsar un abordaje transversal, que abarque ámbitos como la sanidad, la educación, los afectados y la población general.

Las alergias e intolerancias a los alimentos de la dieta cotidiana limitan los hábitos y rutinas de las personas que las padecen, con la consiguiente pérdida en su calidad de vida.

Afectan a población infantil y adulta, implican a sectores muy diversos como la hostelería, la producción de alimentos, el ámbito escolar o el sanitario, y sobre ellas existe una amplia y exigente legislación, no siempre bien conocida.

En algunos casos, pueden causar cuadros muy graves que precisan atención médica urgente.

El programa ha sido diseñado por la Dirección General de Salud Pública y la Agencia de Sanidad Ambiental y Consumo y se prevé que esté totalmente implantado el próximo año.

Incluye seis proyectos específicos, cada uno supervisado por un responsable institucional, y 24 acciones concretas.

Fotos

Vídeos