Sanidad anuncia nueve plazas de atención a enfermos de salud mental

Ciudadanos reprocha a Del Busto la escasez de dispositivos dedicados a jóvenes y exige que facilite la cifra de afectados en la Junta

CHELO TUYA GIJÓN.

«Todas estas preguntas que nos ha hecho aquí, se las podíamos haber respondido por escrito. Veo que sigue usted en sus trece con el dato, cuando aquí lo que venimos a hacer es política». Francisco del Busto no ocultó su enfado con el portavoz de Ciudadanos. Cada interpelación de Armando Fernández en el Parlamento asturiano sobre salud mental sirve para que el consejero de Sanidad le reproche «no haber aprobado el Plan de Salud». El que hace un año echó atrás la Junta precisamente al secundar una propuesta de Ciudadanos el resto de grupos: Podemos, Foro y PP. IU, aunque no la apoyó, optó por abstenerse.

Todos reprocharon en aquel momento al Principado que el documento no tuviera memoria económica y, sobre todo, que «no se sustentara en una base de datos epidemiológicos actualizados que nos permitan el imprescindible diagnóstico acerca de la salud mental en Asturias». Una crítica que el portavoz de Ciudadanos volvió a echarle en cara a Del Busto en la última sesión plenaria: «Le hago una pregunta para que me dé los datos y vuelve otra vez a no responder, consejero».

«Modelo insuficiente»

El Principado cuantifica en casi dos millones la inversión para cubrir la plantilla necesaria

«Midió mal el tiro y con una actitud personal poco reflexiva abatió el Plan de Salud Mental», insistió Francisco Del Busto, a la vez que anunciaba la creación de «nueve plazas de asistencia para personas con enfermedad mental. A ellas se sumarán otras nueve el próximo semestre».

Una atención «insuficiente», reconoció el consejero, calificativo que también utilizó el portavoz de Ciudadanos. «Tenemos una oferta manifiestamente insuficiente para atender las necesidades de los enfermos de salud mental y sus familias».

El debate parlamentario entre ambos llegó después de que EL COMERCIO desvelara la utilización de plazas geriátricas para acoger a jóvenes con problemas de salud mental. Propietarios de geriátricos reconocieron esa práctica ante la falta de residencias especializadas en jóvenes. Asturias cuenta con 190 plazas psicogeriátricas, destinadas a mayores de 50 años. Si, inicialmente, desde la Consejería de Sanidad se confirmó que cuatro menores de 50 años estaban en este tipo de dispositivo, en la Junta el consejero precisó que «dos jóvenes están en Zaragoza, en un centro especializado. Están allí porque tienen patologías en las que fracasaron otros tratamientos. Están por orden judicial y en un centro cerrado». Los otros dos jóvenes no se encuentran, como inicialmente dijo Sanidad, en el geriátrico que Casta tiene abierto en Langreo. En palabras de Del Busto, «están en el Centro Residencial Hevia Accem Arbeyal, en Siero». Recordó, además, que «El servicio de Salud se hace cargo de todos los gastos».

En el Plan de Salud Mental paralizado, que tenía vigencia hasta 2020, Sanidad cifraba en 41 los nuevos contratos necesarios para cubrir toda la demanda asistencial en Asturias, psiquiatras, psicólogos clínicos, enfermeras especialistas, pedagogos, auxiliares. Estimaba un coste total de casi dos millones.

Fotos

Vídeos