Sanidad probará en Langreo el plan antisuicidios que implantará en toda la región

CHELO TUYA GIJÓN.

En 2016, una proposición no de ley de Ciudadanos recibía el aplauso unánime de la Junta. Asturias necesitaba un protocolo antisuicidios y debía aplicarlo cuanto antes. En julio pasado, Sanidad anunció su puesta en marcha para finales de 2017. Ayer, Francisco del Busto dio una nueva fecha: «Se pondrá en marcha el 12 de marzo en el Área Sanitaria VIII (Langreo). Después le seguirá la IV (Oviedo)».

Así lo aseguró el consejero de Sanidad durante su comparecencia ante la Junta. Respondía a una pregunta del portavoz de Ciudadanos Armando Bartolomé, que le reprochaba el retraso. «Me alegro que eso sea lo único que no le guste», respondió Del Busto.

Aunque, lo cierto es que a Bartolomé, como a los del resto de grupos salvo el PSOE, fueron muchas las cosas que no le gustaron ayer de la narración del consejero. Acudía al Parlamento a explicar qué significará la prórroga presupuestaria para la red sanitaria asturiana y sus cifras fueron contundentes: «Tendremos 26,3 millones menos, de los que la mayoría, 25,9, corresponden al Servicio de Salud (Sespa)». En esa línea, dio por hecho que será difícil la subida salarial del 1,75% para la plantilla, «la subida deberá ser incluida dentro del crédito extraordinario de Función Pública», así como las mejoras para el personal del Servicio de Atención Continuada (SAC) o los refuerzos en Primaria. También peligran nuevos equipamientos como mamógrafos y resonancias.

Recorte a las ONG

Tampoco podrá mejorar, indicó Del Busto, «los convenios con las entidades sin ánimo de lucro». El 5% que había anunciado de incremento presupuestario para entidades como Proyecto Hombre, que desarrolla una gran actividad en prevención de drogas, «no podrá llevarse a cabo».

Un anuncio que se llevó las críticas de todos los grupos. Incluso IU, coalición de la que Del Busto destacó «su ánimo de negociar», consideró «un fracaso que no se puedan llevar a cabo proyectos anunciados y necesitados», lamentó Marta Pulgar. Especialmente duro fue el diputado del PP Carlos Suárez, quien acusó al consejero de estar «cómodo con la prórroga, no tenían intención de negociar y la responsabilidad del fracaso es suya». Una frase que repitieron el portavoz de Ciudadanos y el de Podemos, Andrés Fernández.

Con él tuvo un rifirrafe Del Busto. Fernández criticó el recorte de derechos en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). «Se amenaza a quien pide recorte de jornada laboral, afirmó. «Llegaremos a 1.974 reducciones. No dice la verdad», le espetó el consejero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos