Asturias se afianza como destino turístico en Semana Santa a pesar del temporal

Los turistas llenan Asturias en Semana Santa
Un grupo de turistas se fotografía este jueves en la playa de San Lorenzo. / José Simal

Casi toda Asturias estará este viernes en alerta por viento, nieve y oleaje | La Aemet alerta del riesgo de aludes en Picos de Europa

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La Semana Santa ha llegado a Asturias entre temporales de nieve, inundaciones y rachas de viento que han superado los cien kilómetros por hora. De hecho, las previsiones meteorológicas explican algunas cancelaciones de última hora que han registrado los profesionales del sector turístico de la región, pero no han sido tantas como se podía temer ante el desalentador panaroma. Tanto es así, que las estimaciones de ocupación superan a las del año pasado, lo que confirma que el Principado es ya un destino consolidado en Semana Santa.

Con todo, será un puente pasado por agua y este viernes será «el peor día» de la Semana Santa. Así lo advirtió este miércoles la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que anunció la entrada de una borrasca profunda que dejará lluvia, nieve, fuertes de vientos y olas de hasta seis metros. De hecho, se ha activado el aviso naranja por fenómenos costeros para todo el litoral asturiano y casi toda la región se encuentra en aviso amarillo por rachas que pueden llegar a superar los cien kilómetros por hora y nevadas.

Además, la Aemet ha emitido un aviso por riesgo «notable» de aludes en Picos de Europa que se mantendrá desde este viernes y hasta el domingo. El peligro de aludes irá en ascenso en las próximas horas, por lo que el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha recordado que es «especialmente peligroso realizar recorridos a pie por la alta montaña, así como la práctica de deportes invernales como el esquí de travesía o la escalada en hielo».

Esta nueva borrasca, que no ha sido bautizada, llega con precipitaciones generalizadas que podrían ser en forma de tormenta y granizo en la costa y un descenso generalizado de las temperaturas. Además, la cota de nieve se situará se moverá este viernes entre los mil y los 600 metros al final del día.

Este tipo de previsiones son el peor enemigo de los profesionales del turismo en Asturias, que confían en la Semana Santa para repuntar los balances. No obstante, parece que no hay temporal que desincentive a los visitantes. Y es que, aunque hay cancelaciones de última hora, también hay reservas que se formalizan en el último momento y se estima una ocupación del 83%, cuatro puntos por encima de la Semana Santa de 2017 y superior a la media nacional.

Un reflejo del buen comportamiento del sector está en la hostelería de Gijón, que cuentan con un elevado volumen de reservas para comer estos días. También en las estaciones de esquí de Valgrade-Pajares y Fuentes de Invierno, que cuentan con 35 kilómetros esquiables en una Semana Santa que se presume de récord.

Semana Santa en Asturias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos