Sesenta años de prisión para 18 acusados de vender droga en locales de ocio de Gijón y Avilés

Detenidos en el marco de la 'operación Tridente', durante el juicio celebrado en la Audiencia. / H. ÁLVAREZ
Detenidos en el marco de la 'operación Tridente', durante el juicio celebrado en la Audiencia. / H. ÁLVAREZ

Otros tres detenidos en el marco de la 'operación Tridente' quedan absueltos al no encontrar pruebas de su implicación en la tama

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial ha condenado a sesenta años de prisión a 18 acusados de traficar con droga y que fueron detenidos por la Guardia Civil y la Policía Nacional en el marco de la 'operación Tridente', en 2012. Otros tres de los procesados, Javier García Vega, María Elena López Megido y R. C. G. M., fueron absueltos al considerar el tribunal que no existen pruebas que determinen su implicación. El juicio se celebró el pasado mes de noviembre.

En la primera sesión de la vista oral dieciséis acusados ya habían llegado a un acuerdo con el representante del ministerio fiscal mediante el cual reconocían los hechos y conseguían una reducción de la condena. La fiscalía solicitaba de forma inicial penas que sumaban los 133 años.

El golpe al narcotráfico se saldó con el decomiso de 48 kilos de hachís, 11 litros de ketamina y 220 gramos de cocaína. Los registros se practicaron en Gijón y Avilés, donde supuestamente operaba la trama delictiva, cuyos integrantes distribuían las sustancias estupefacientes en establecimientos hosteleros.

Fueron decomisados 48 kilos de hachís, 11 litros de ketamina y 220 gramos de cocaína

Varios de los acusados viajaban a a Málaga para aprovisionarse de droga. Precisamente, en uno de esos trayectos la furgoneta en la que viajaba uno de los implicados se estropeó y tuvo que quedar detenida en la localidad leonesa de Navatejera. Los agentes se incautaron de unos cuarenta kilos de hachís en su interior. En los registros realizados con posteridad en los domicilios de varios miembros del grupo criminal, la Guardia Civil y la Policía Nacional encontraron el resto del alijo.

La mayor condena recae en A. L. M., considerado el cabecilla de la trama en Avilés. El juez le impone cuatro años y seis meses de prisión por el delito de tráfico de drogas, seis meses de cárcel por pertenencia a grupo criminal y otros tres años por el delito de cohecho.

El exagente de la Guardia Civil que fue detenido durante el desmantelamiento de la trama delictiva, ha sido condenado a tres años de cárcel como responsable criminal de un delito cohecho, así como la inhabilitación para el ejercicio de su cargo en la Benemérita. Al parecer, según quedó acreditado durante el juicio, alertaba al resto de integrantes sobre las investigaciones que se estaban realizando en materia de estupefacientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos