Asturias se queda sin médicos en 34 especialidades para contratar en verano

Una mujer abandona la consulta de su médico en el centro de salud de Montevil, en Gijón. / JOSÉ SIMAL

«Estamos en números rojos», advierte el Simpa, que prevé que «éste va a ser un verano muy difícil» por los problemas para conseguir sustitutos en Atención Primaria

LAURA MAYORDOMO GIJÓN.

Nunca antes había existido en Asturias una bolsa de trabajo para médicos especialistas. El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) la puso en marcha el pasado 27 de abril y consiguió que casi 1.500 profesionales sanitarios sin plaza fija -un tercio de ellos procedentes de otras comunidades- se inscribieran en ella. La cuestión es que se nutrieron básicamente de gente que ya estaba trabajando. No había transcurrido un mes cuando se produjo «una caída en cascada» que provocó que cerca de la mitad de las 47 especialidades se quedaran en ese momento sin demandantes de empleo disponibles. En la actualidad, son 34 las bolsas agotadas, el 72% del total, según avanzaron ayer fuentes del Sindicato Médico (Simpa).

Lo que pretendía ser «un procedimiento más ágil a la hora de sustituir determinados perfiles ante las eventuales contingencias que se producen en los hospitales», tal y como afirmaba entonces la Administración sanitaria, se ha convertido en «una foto fija de lo complicada que está la situación», expone José Antonio Vidal, vocal del Simpa. «Estamos en número rojos en médicos», resume.

Las bolsas

Agotadas.
Anatomía Patológica, Anestesia, Cirugía Vascular, Aparato Digestivo, Cardiología, Cirugía Cardiovascular, Cirugía General, Cirugía Maxilofacial, Cirugía Pediátrica, Cirugía Torácica, Cirugía Plástica, Dermatología, Endocrinología, Hematología, Medicina Intensiva, Medicina Interna, Medicina Nuclear, Nefrología, Neumología, Neurocirugía, Neurofisiología Clínica, Neurología, Obstetricia y Ginecología, Oftalmología, Oncología Médica, Oncología Radioterápica, Otorrino, Pediatría Hospitalaria, Radiología, Rehabilitación, Traumatología, Urología, Medicina Preventiva, Medicina de Urgencias.
No agotadas.
Farmacia de Atención Primaria y de Atención Especializada, Alergia, Análisis Clínicos, Bioquímica, Geriatría, Inmunología, Medicina Intensiva, Microbiología, Reumatología, Psiquiatría, Psicología clínica, Medicina del trabajo, Medicina de admisión.

La escasez de profesionales es especialmente acuciante entre pediatras, anestesistas, nefrólogos, médicos de urgencias... José Antonio Vidal repasa la situación actual de las listas y suspira: «Es increíble».

En el Sindicato Médico pensaban que con los MIR que terminaban su residencia esta primavera se conseguiría volver a nutrir esas bolsas de empleo temporal, pero no fue así. Unos optaron por seguir formándose, otros por la medicina privada y algunos más se fueron a otras comunidades autónomas. «El problema de Asturias es que, pese a tener un buen sistema sanitario, no estamos resultando atractivos para retener a los nuevos médicos ni para atraerlos de otras regiones».

«Especie codiciada»

Lo que ocurre en el Principado es algo generalizado en todo el país. «Los facultativos son una especie codiciada». Y, en esas circunstancias, las comunidades pelean entre sí no ya por hacerse con los mejores profesionales, sino por lograr cubrir sus necesidades de personal. Esta situación «requiere un esfuerzo de imaginación por parte de todos, porque no estamos dando una respuesta adecuada», considera el Simpa.

En Asturias, el requisito establecido en el pacto de contratación temporal de que el personal sanitario sea de origen español, comunitario o de algún país con el que exista un convenio reduce las posibilidades de emplear a ciertos médicos. La opción que les queda a los extracomunitarios es recurrir al Inem y que el Sespa les contrate por esta vía. Es lo que, según el Simpa, se pretendía hacer para reforzar la plantilla de médicos de Familia del Área Sanitaria IV.

Porque, además de en Atención Especializada, las necesidades de personal son más que urgentes en la Atención Primaria, advierten los propios médicos. «Este va a ser un verano muy difícil en cuanto a la cobertura de la Atención Continuada, bastante peor que otros veranos», augura el presidente del Simpa, Javier Alberdi, que sostiene que todas las áreas sanitarias se encuentran en un «estado precario» para garantizar las sustituciones de sanitarios durante el periodo estival.

Recuerda Alberdi el caso del centro de salud de Ciudad Naranco, en Oviedo, que el verano pasado se quedó sin asistencia de guardia por la falta de profesionales. «Este año nos tememos que eso no vaya a ser la excepción sino la regla, porque no hay médicos y cada vez va a haber menos». Tanto en ámbitos urbanos como rurales. De hecho, da por sentado que el consultorio periférico de La Foz, en Morcín, tendrá que cerrar por la imposibilidad de encontrar un sustituto que cubra las vacaciones del médico que atiende a esta población y que tendrá que ser atendida en el de Riosa. «Hay que tomar medidas con carácter urgente y urgente quiere decir ya, no vale dejarlo para el año que viene porque el problema de falta de cobertura asistencial puede darse dentro de tres días, en una semana o en dos semanas. No mucho más allá», plantea el presidente del Simpa.

Fotos

Vídeos