«Severo Ochoa está en el Olimpo de los científicos y desde allí nos inspira»

L. FONSECA GIJÓN.

-Usted escribió un libro sobre Severo Ochoa, 'Exilios y Odiseas'. ¿Se siente como él? Lo digo porque el matrimonio que conforma con Candelaria, ambos científicos, guarda mucha similitud con ellos.

-En cuanto a ser emigrantes, a trabajar en Estados Unidos y a que Cande y yo estamos muy unidos, quizá sí. Pero a nivel de investigación, Severo está en el Olimpo de los científicos y nosotros en una chabola muy, pero que muy a las afueras. Severo está junto a Cajal y Fermi y Marie Curie. Y es bueno que esté allí arriba porque desde allí nos inspira.

-¿Tiene en mente un nuevo libro?

-Estoy contento con 'Exilios y Odiseas', ya que está teniendo bastante éxito. Tengo en borrador una nueva novela que analiza la vida, la ética y la actividad profesional de los científicos que estuvieron envueltos en la creación de la bomba atómica. Me interesó saber por qué el grupo de científicos más brillante del mundo (incluyendo a Oppenheimer, Feynman, Fermi, Bohr, Einstein) decide construir un arma de destrucción masiva que fue al final usada contra civiles.

-¿Ha pensado en volver a España?

-Cada día. Pero tenemos un hijo estudiando en California y otro que intenta ir a la universidad este año. Los asuntos de la familia complican mucho la cosa.

-¿Echa de menos Asturias?

-Mucho. Y eso que ahora llevo una temporadina que regreso bastante. Es posible que me acerque a Oviedo en mayo. Gracias a Dios, Asturias es también un estado mental, porque hay un modo asturiano de ver el mundo y de disfrutar todas las tonalidades del verde, y así siempre viaja conmigo. Y leo la prensa de ahí cada semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos