La Junta respalda que la sidra sea declarada Patrimonio de la Humanidad

La Junta respalda que la sidra sea declarada Patrimonio de la Humanidad

«Es un eje vertebrador de la economía regional, un aliciente turístico y seña ineludible de la marca de calidad de Asturias», dice la declaración institucional

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El pleno de la Junta General del Principado aprobó ayer por asentimiento una declaración institucional en la que respalda que la sidra sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, distinción que concede la UNESCO, y aboga por «apoyar al sector sidrero» como parte integral de la cultura y economía asturiana.

El texto aprobado por el Parlamento asturiano señala que la sidra en Asturias es «mucho más» que una bebida, ya que en su consumo confluyen elementos fundamentales de la sociabilidad asturiana indisociables de la identidad de la región y forma parte de un modo de vida.

«La sidra es uno de los principales referentes de la rica y variada gastronomía asturiana», expone la declaración, que indica que la sidra «es un eje vertebrador de la economía de Asturias, un aliciente turístico y una seña ineludible de la marca de calidad» de Asturias.

Ve necesario fomentar medidas que extiendan su consumo y reconocimiento

La declaración del Parlamento indica que la sidra y su cultura son «indicadores de la vitalidad» de la economía y la sociedad asturiana así como de su producción agrícola y remarca la capacidad para protegerla e impulsarla.

Según los últimos datos, solo 1,8 millones de botellas de sidra están recogidas por la Denominación de Origen Protegida (DOP), sobre un total de 53 millones de botellas, lo que supone un 3,4%, proporción que «puede y debe mejorar». Por ello, la Junta aboga por trabajar para incorporar al grueso de productores a la DOP y facilitar así al consumidor la máxima información y garantías de calidad posible.

Para lograrlo, además de las campañas de promoción, el Parlamento ve fundamental apostar por la manzana de la tierra, proteger las pomaradas, luchar contra las plagas y facilitar al cooperativismo, cuestiones que se resumen en «apoyar al sector sidrero» como parte integral de la cultura y la economía asturiana.

A juicio de la Junta, producir sidra y manzana en Asturias es invertir «en el presente y futuro de esta tierra», por lo que respalda la solicitud para declarar la sidra de Asturias como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad reconociendo su valor gastronómico, cultural, histórico y social y fomentando medidas que extiendan su consumo y reconocimiento.

Marzo de 2019

La candidatura de la cultura sidrera a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad cuenta incluso con su propio logotipo (la imagen que acompaña a estas líneas), que está pensando para que los llagareros la incorporen a sus etiquetas. Fue presentado el pasado día 4 y su autor es el diseñador Juan Hernanz. Tomando como base una manzana de sidra, el logo -disponible en varios colores- incluye una mano escanciando y la frase de la candidatura con un 'Apoyamos'. Todo en tipología astúrica, la misma que utiliza el Principado con la idea de darle identidad asturiana y carácter institucional.

El objetivo del Principado es que en marzo de 2019 el Estado incluya a la cultura sidrera dentro de la lista de la que saldrá la candidata a optar a Patrimonio de la Humanidad,

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos