El Comercio

Ciudadanos pedirá la mejora de varias parcelas de Lugones

El portavoz y concejal del Grupo Municipal de Ciudadanos en Siero, Sergio García, solicitará el lunes en la comisión de Urbanismo a la concejala delegada que se busque una rápida solución al estado de abandono en el que se encuentran las parcelas situadas entre la avenida de Viella y el prao de Santa Isabel en Lugones tras las recientes fiestas patronales y la masiva afluencia de visitantes. Además, insta al Ayuntamiento a que haga cumplir las ordenanzas municipales obligando a los dueños de las mismas al desbroce y cuidado de los terrenos afectados.

«Varios vecinos nos han hecho llegar sus quejas del abandono y deterioro en el que se encuentran estas parcelas y que, debido a las recientes fiestas patronales, han contado con la presencia de muchos visitantes de fuera de la localidad», explica García. Una situación que, en opinión del grupo municipal, debería haber sido solucionada antes de tan destacables fechas, para «no dar una imagen de dejadez».

La localidad sierense acogió entre los días 25 y 30 del mes de agosto las fiestas de Santa Isabel, una de las más multitudinarias gracias a la Ruta que desde hace 18 años realizan por las calles y que congrega a miles de personas. Además, en esta ocasión, la organización de la Vuelta a España eligió Lugones para albergar la salida de la décima etapa que finalizó en los Lagos, provocando que durante varios días los focos se pusieran sobre ellos.

Ratas

Por esta razón, en la comisión del Urbanismo, García solicitará al equipo de gobierno que «notifique a los propietarios de dichas parcelas que deben realizar las oportunas acciones para acondicionar los terreno». Una solución que debería llevarse a cabo lo antes posible ya que algunos vecinos aseguran haber visto en el entorno «ratas y demás fauna nociva para la salud humana».

«Entendemos que el Ayuntamiento debe ejercer su misión de control del cumplimiento de las ordenanzas municipales y este es un ejemplo de dejadez de sus funciones» concluye el edil de Ciudadanos. El propio Ayuntamiento poleso aprobó hace un mes una ordenanza municipal de Limpieza y Recogida de Residuos. En ella se considera sanción grave «no mantener todo tipo de terrenos y construcciones en las debidas condiciones de seguridad, salubridad, limpieza y ornato público». Esto podría suponer para los propietarios de dichas parcelas una multa que varía entre los 750 y los 1.500 euros si no mejoran la situación de las mismas.