El Comercio

'La comida del 11-S' regresa a Tiñana

Los participantes en 'la comida del 11-S', ayer en el Llagar de Quelo de Tiñana.
Los participantes en 'la comida del 11-S', ayer en el Llagar de Quelo de Tiñana. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Los jóvenes que crecieron en El Redondel y El Centro de La Pola celebran su séptimo encuentro de confraternización

El Llagar de Quelo de Tiñana acogió ayer, por séptimo año consecutivo, 'la comida del 11-S', un encuentro que reúne a un grupo de amigos de La Pola, nacidos entre los años 1969 y 1975, y que crecieron en el entorno de El Redondel y El Centro. El nombre se debe a que la primera edición del año 2010 cayó en esa fecha tan apocalíptica y, desde entonces, el almuerzo se celebra el sábado más próximo al 11 de septiembre.

El Redondel era como se conocía antiguamente a la actual plaza de Manuel Llaneza y donde los niños de los alrededores jugaban al fútbol y al hípico, mientras que El Centro era el nombre del desaparecido colegio de la villa y que abarca también a los residentes de las calles del entono, ahora denominadas Ería del Hospital, Ildefonso Sánchez del Río y Ramón y Cajal.

Este año participaron dieciséis personas que degustaron carne a las finas hierbas y empalmaron el almuerzo con la hora de la cena. En la prolongada sobremesa no faltaron los números clásicos de cada edición: la interpretación a coro de la 'Canción a Baluca', un poema compuesto por el inefable Mario Canal; la comunión de los presentes al ritmo de 'Pescadores de hombres'; la famosa parodia que los humoristas Martes y Trece le dedicaron al exministro de UCD Agustín Rodríguez Sahagún y, como broche, el chiste del chino a cargo de 'Baluca'.