El Comercio

Las obras de saneamiento de Siero y Sariego beneficiarán a 3.800 vecinos

Ángel García, Saúl Bastián, Belén Fernández y Manuel Gutiérrez señalan el proyecto.
Ángel García, Saúl Bastián, Belén Fernández y Manuel Gutiérrez señalan el proyecto. / PABLO NOSTI
  • Los trabajos, con una inversión de 14 millones y un plazo de ejecución de tres años, suponen «un hito importante», explica Belén Fernández

«Una obra capital desde el punto de vista ambiental y social en materia de saneamiento y depuración». Así definió ayer la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, el proyecto de saneamiento que acometerá el Gobierno regional en la cuenca del Nora y sus afluentes, los ríos Seco y Negro.

Las obras se han divido en dos fases y se encuentran en proceso de licitación. Beneficiarán a 3.800 vecinos de los concejos de Siero y Sariego. La primera parte presenta más de dieciocho kilómetros de colectores y un presupuesto de 7,4 millones de euros. Con esta actuación se ejecutará el colector del río Seco entre La Rimada y la conexión prevista con el Nora antes de La Pola, además de varias conexiones secundarias de la cuenca del río Negro. La segunda de las segregaciones prevé la construcción de tres colectores -los que vierten a La Vega en Sariego, los que van al Nora y por último, los de Quintana, Lieres y Solvay y Lieres- que tendrán más de diecisiete kilómetros de longitud y un presupuesto de 6,6 millones de euros.

El presupuesto total roza los catorce millones, que se abonarán en cuatro anualidades. El plazo de ejecución de las obras es igual para las dos licitaciones: treinta y seis meses.

El alcalde de Siero, Ángel García, y el de Sariego, Saúl Bastián, agradecieron ayer en la presentación el compromiso de la consejería al emprender unas obras a pesar de las dificultades económicas. El socialista indicó que con estas actuaciones se pone el foco en la zona rural, que «disfrutará de la mayor inversión». Por su parte, Bastián ofreció su colaboración para todo lo que sea necesario y resaltó que «el saneamiento es una de las prioridades para nosotros».

Por su parte, la consejera pidió a los regidores que busquen la cooperación vecinal para garantizar el avance de las nuevas infraestructuras. Se requerirán permisos en carácter de servidumbre para el paso de las tuberías. La complejidad de la obra afectará a 545 fincas.

La cuenca más poblada

Este proyecto, según explicó la socialista, «va a suponer un logro importante para la obtención del buen estado ambiental de la cuenca del Nora». Se trata de la más poblada del área central de la región. Fernández confía en que los contratos estén adjudicados antes de que finalice el año, para arrancar cuanto antes.

La implantación de este proyecto supone, además, «un hito importante en una historia larga de dotación progresiva en esta gran cuenca del Nora-Noreña», señaló la responsable regional. En los últimos veinte años, el Principado ha invertido más de 56 millones de euros a lo largo de los más de quince kilómetros de la cuenca.

Las nuevas obras completarán las finalizadas en 2014, que ampliaron el sistema de colectores interceptores del Nora, llevándolos hasta lugares como El Remedio, en Nava, y a San Román, en Sariego. Estas actuaciones supusieron una inversión de veintitrés millones de euros que «en su momento tuvieron un interés social relativo, porque no llegaban a las viviendas y edificaciones. Ahora es el momento de ponerlas en valor a través de los ramales secundarios».

Una vez concluidas las labores que ahora se licitan, los vertidos recogidos de estas zonas serán conducidos a la depuradora de Villapérez.

Por otro lado, con independencia de que el proyecto requiera completarse con intervenciones municipales, está previsto que se realicen acometidas domiciliarias -alrededor de cuatrocientas- para los vecinos más próximos a los colectores.