El Comercio

El Centro de Adultos planteará volver a impartir clases presenciales en Lugones

Una clase en el Centro de Adultos de La Pola.
Una clase en el Centro de Adultos de La Pola. / PABLO NOSTI
  • El curso comenzará el 3 de octubre y se estima una matriculación de unos 300 alumnos de Siero, Noreña, Bimenes, Nava, Sariego y Piloña

El Centro de Educación de Personas Adultas de Centro-Oriente va a plantear al Ayuntamiento de Siero la posibilidad de habilitar algún aula en Lugones para impartir clases presenciales, algo que ya funcionó en el pasado con bastante éxito de asistencia. Su director, César Hevia, comentó ayer que esa descentralización sería con vistas al próximo curso y requeriría un aumento de la plantilla actual, que ahora se compone de diez docentes. «Vamos ya al límite y haría falta más profesorado», indicó.

Las clases darán comienzo el día 3 de octubre y la matriculación rondará los trescientos alumnos. «Serán cifras similares a las del año pasado o quizás algo más», apuntó Hevia, quien subrayó que la matrícula permanece abierta durante todo el año, salvo que se completen los grupos.

Este centro, con sede en La Pola, engloba a los concejos de Siero, Noreña, Nava, Bimenes, Sariego y Piloña y oferta cinco enseñanzas. La primera es la formación básica, que incluye alfabetización, clases especiales para extranjeros y preparación del acceso a la secundaria. La obtención del graduado en secundaria es lo más demandado en el centro y ofrece dos modalidades: presencial y a distancia. Se divide en módulos y permite una gran flexibilidad a los alumnos.

La tercera enseñanza es un curso preparatorio de las pruebas de accedo a la Universidad para mayores de 25 y de 45 años. Otra materia se denomina competencias clave, una especie de curso-puente para que aquellas personas que no realizaron la secundaria, puedan obtener el certificado de profesionalidad. Además de en La Pola, se oferta también en Nava. Por último, se imparte el programa Mentor con diversas formaciones (informática, idiomas...). Todas las enseñanzas son gratuitas, excepto el programa Mentor.

Por otro lado, el director del centro comentó ayer que ya se han solucionado los problemas de espacio, con la ampliación de las instalaciones de hace dos años, pero que persiste el de las goteras, cuya solución definitiva pasaría por sustituir la cubierta. Y también se necesitaría una nueva mano de pintura a las paredes.