El Comercio

El campo de arena junto al Alejandro Ortea en el que se intalará hierba sintética.
El campo de arena junto al Alejandro Ortea en el que se intalará hierba sintética. / SUSANA SAN MARTÍN

La instalación del nuevo césped en el campo de fútbol de Noreña arranca el lunes

  • El Pleno aprueba el plan de seguridad y salud de los trabajos del terreno de juego pese a la abstención del PSOE y el voto en contra de IU

El Pleno de Noreña aprobó ayer los dos puntos del orden del día. La adjudicación del contrato de obras y reforma del edificio de Asincar y el plan de seguridad y salud para los trabajos de instalación del césped artificial en el campo de arenas salieron adelante gracias a los votos a favor de IPÑ, Foro y Conceyu Abiertu. El PSOE se abstuvo en los dos puntos, misma posición que adoptó IU en el punto sobre Asincar, mientras que votó en contra en el segundo tema.

El portavoz de esta formación, René Coviella, argumentó su voto negativo al plan de seguridad de las obras debido al recurso de reposición que presentaron. «Lo lógico hubiera sido suspender todas las actuaciones hasta la resolución, dado que de ser estimado, no tendría validez ni el contrato que ya se firmó el viernes ni el plan». El recurso incide, según el portavoz, en que la empresa adjudicataria no acreditó debidamente la experiencia del jefe de obras, «incumpliendo» una de las cláusulas del pliego de condiciones. Aprobado el plan de seguridad y con el contrato firmado, la previsión es que las obras de instalación de hierba sintética comiencen el lunes.

En cuanto al otro punto, la abstención de IU vino motivada porque «no está claro que se pueda justificar antes del 15 de noviembre la subvención del Principado para las obras de Asincar, por lo que no tenemos la garantía de que no vaya a acabar costándoles dinero a los noreñenses», incidió Coviella.

Por su parte, el PSOE, representado solo por Unai Díaz, defendió la abstención en los dos puntos por la premura en las convocatorias de la comisión y el Pleno extraordinario teniendo por medio el lunes festivo del Ecce Homo, ya que «no tuvimos tiempo suficiente para consultar toda la documentación». La alcaldesa, Amparo Antuña, defendió las convocatorias para «cumplir los plazos legales».