El Comercio

El Atlético de Siero protesta por los horarios de entrenamiento en El Bayu

Un grupo de chicos en un entrenamiento.
Un grupo de chicos en un entrenamiento. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Agustín Fernández pide al Patronato Deportivo Municipal que los modifique para evitar que la categoría infantil practique de noche

El Atlético de Siero ha manifestado su malestar por los horarios de los entrenamientos semanales en El Bayu. Según explicó el coordinador del club, Agustín Fernández, el Patronato Deportivo Municipal les envió en agosto una programación con la que no están de acuerdo: «No puedo tener a los críos entrenando tan tarde».

Detalló que el pasado día 6, «los clubes estábamos citados a una reunión para tratar este tema. Solo acudí yo con una propuesta de horarios en la que hay alguna modificación para que los críos entrenen a horas normales». Tras ese encuentro, el coordinador aseguró que no ha recibido ninguna noticia por parte del Patronato: «Ahora no sé si se tiene en cuenta mi proposición o no», lamentó.

El Atlético de Siero cuenta con dos equipos alevines, uno infantil, un juvenil y un senior. Los cambios de hora de entrenamiento que solicitan son para los más pequeños dado que «en cuanto empiece a anochecer, entrenan de noche y no puede ser». Los padres ya han manifestado su malestar a los responsables del club.

Por el momento, el equipo de categoría infantil se ejercita a las siete de la tarde en un terreno anexo al Bayu. «Muchas veces están los caballos también, pero es la única manera de que puedan entrenar de día», añadió. Fernández también se mostró crítico con el alcalde, Ángel García, al que pide que tome las decisiones oportunas para que todos los equipos tengan las mismas oportunidades y derechos. Señaló, además, «la falta de control en el espacio de El Bayu», ya que en el despacho del club guardan la ropa y los balones. «Les pedimos unas jaulas para guardarlos, yo compro el candado para usarlo cuando me digan pero no tenemos respuestas».

Fernández anunció también que de no obtener ninguna respuesta por parte de la administración sobre los horarios de entrenamientos, «el martes me planto en medio del campo para protestar por esta situación porque ya es grave».