El Comercio

Un robo sin alarmas en Noreña

La puerta exterior, forzada por los ladrones, ya ha sido arreglada.
La puerta exterior, forzada por los ladrones, ya ha sido arreglada. / E. C.
  • Los autores del asalto al polideportivo aprovecharon que no estaba instalado el sistema de protección

Una papelera. Ese podría haber sido el objeto utilizado por los ladrones que la madrugada del miércoles entraron a robar en el polideportivo de Noreña para llevarse el poco dinero que había en las instalaciones deportivas. El elemento fue encontrado por Juan Carlos Fernández, conserje de edificio, en las vías del tren próximas a la zona en la mañana del jueves. «Creo que pudieron escapar por ahí porque es una parte muy oscura y es difícil que alguien les viera», explicó.

Un escaso botín

La madrugada del miércoles,una o varias personas forzaron la puerta exterior del polideportivo. Los ladrones entraron en la zona de conserjería de donde se llevaron 15 euros de la caja y la pantalla del ordenador. Su botín también consistió en varias chocolatinas y en la recaudación de varias máquinas expendedoras. No hay una cifra total. «Ni la propia empresa de las máquinas sabe cuánto pudieron llevarse», afirmóa Fernández.

El robo fue descubierto a las cinco de la mañana por la limpiadora, cuando comenzaba su jornada laboral. Ella fue la encargada de avisar al conserje y a la Guardia Civil. «Menos mal que ya se habían ido y no le pasó nada», se alegraba ayer Fernández. En ese momento, las instalaciones deportivas todavía no tenían instalada por completo la alarma. Faltaban los sensores que fueron puestos el mismo jueves por la tarde. El Ayuntamiento tiene previsto colocar cámaras en la zona.