El Comercio

Los independientes proponen destinar el Palacio de Santa Cruz a museo de Siero

El exterior del Palacio del Marqués de Santa Cruz de Marcenao, situado en el parque Alfonso X de Pola de Siero.
El exterior del Palacio del Marqués de Santa Cruz de Marcenao, situado en el parque Alfonso X de Pola de Siero. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Plantea habilitar allí una exposición permanente con güevos pintos, obras de arte, cerámica de El Rayu o las colecciones privadas de sifones y piezas del ferrocarril

El portavoz del Partido Independiente de Siero (Pinsi), Juan Camino, ha propuesto que se destine la mayor parte del Palacio del Marqués de Santa Cruz, de La Pola, a un museo con contenidos relacionados con el concejo y colecciones privadas de interés. Su iniciativa figura entre las 43 propuestas para el presupuesto de 2017.

El concejal plantea concentrar en ese edificio municipal el Museo de los Güevos Pintos, piezas de la tradicional cerámica de El Rayu, obras de pintores de Siero y las colecciones privadas de sifones de Lelo Cuesta y del ferrocarril de Gerardo Núñez. A ello se le uniría la cotizadísima colección filatélica, que Faustino Ornia Montequín donó al pueblo de Siero, y que ya está expuesta desde el año 2009 en una de las alas del palacio.

Este inmueble acoge en la actualidad la Oficina Técnica Municipal, además del despacho de la Concejalía de Infraestructuras y una sala utilizada para presentaciones y celebraciones de bodas. La propuesta del Pinsi consistiría en destinar toda la planta superior y el ala izquierda del palacio a ese museo heterogéneo y mantener tan solo la sala destinada a actos públicos.

En opinión de Camino, «el palacio no es un sitio apropiado para oficinas, porque tiene los techos muy altos y hay una gran pérdida de calor en invierno». Como alternativa, propone trasladar esos servicios técnicos al antiguo Cinema Siero, otro edificio municipal que está sin utilizar. También plantea para este inmueble un uso provisional como hotel de empresas hasta que se construya otro definitivo en el polígono industrial de Bobes.

Camino considera que este museo permitiría conservar el patrimonio cultural de Siero, además de atraer visitantes a la villa y generar actividad económica. «La Pola tiene muy poco que enseñar y tenemos que pensar en el futuro», comentó.

Respecto a los contenidos que propone el Pinsi, cabe recordar que el presidente de la Sociedad de Festejos polesa, Jenaro Soto, inició ya su proyecto de Museo de los Güevos Pintos mediante aportaciones populares, pero carece de un lugar para su exposición permanente. El coleccionista Lelo Cuesta ya anunció que, en abril de 2017, dejará de mostrar su colección privada de sifones del barrio de La Soledad. Allí guarda seis mil piezas, aunque posee más de veintitres mil en tres espacios diferentes. Cuesta siempre manifestó que el alcalde Juan José Corrales fue el único que se interesó por dar más realce a esa colección única en España.

Y Gerardo Núñez guarda en un garaje casi tres mil piezas relacionadas con el mundo del ferrocarril. Con motivo de la exposición que protagoniza hasta el 6 de octubre en La Pola, comentaba que su ilusión sería lograr una exposición permanente en algún lugar de Siero por ser un concejo muy vinculado al tren.