El Comercio

Recuperar la fuente de El Pingu, próximo reto para La Fontanina

Los vecinos de La Fontanina que participaron en la comida.
Los vecinos de La Fontanina que participaron en la comida. / E. C.
  • Los vecinos proponen su rehabilitación tras la exitosa comida de confraternización que organizaron para despedir al verano

Para los vecinos de La Fontanina, en el municipio de Bimenes, cualquier excusa es buena para reunirse y disfrutar de una jornada de confraternización y si es alrededor de una mesa, mejor que mejor.

Y desde hace cinco años no fallan a su cita con la despedida del verano. El presidente de la Asociación Recreativo-Cultural San Diego, Manuel Vega, explica que la iniciativa surgió en 2010, cuando el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, visitó la localidad para bendecir la capilla de San Diego. «Los vecinos organizamos un pincheo para todos los asistentes y al año siguiente propuse que hiciéramos algo parecido al acabar el verano, pero sin tener que trabajar». La idea fue acogida con agrado por todos y, desde entonces, al llegar septiembre, encargan la comida y se reúnen.

«Es una excusa para juntarse todos los vecinos, charlar y convivir», defiende. Este año, el catering La Cazuela fue el encargado de suministrar las viandas. «Rotamos con Casa Manuela y el Mesón San Cipriano, siempre contando con empresas locales», apunta Vega.

Y como en toda reunión, en La Fontanina también aprovechan para gestar nuevas ideas. En esta ocasión, la propuesta es arreglar la fuente de El Pingu, que se encuentra deteriorada, una iniciativa que se suma a todas las que han llevado a cabo unidos en los últimos años.

Recuperación de las fiestas

Entre las más populares figura la construcción de la capilla que hace seis años consagró el arzobispo y en la que se involucró todo el pueblo. La propia asociación de vecinos se creó en 2003 para llevar a cabo este cometido y con el objetivo de recuperar las fiestas, algo que también han logrado sacar adelante. Se celebran a mediados de julio.